Enrique de delfín a presidente y Fermín gerente del Max and Henry, esto y más en la 7ª temporada


Referente de la comedia a nivel nacional, fenómeno social y serie más seguida en Facebook: ‘La que se avecina’ regresa a Telecinco el próximo lunes 2 de diciembre, a partir de las 22:30 horas, con el estreno de su séptima temporada, que acogerá la incorporación de tres destacados actores: María Adánez, Antonia San Juan y Fernando Tejero, que se pondrán en la piel de Rebeca, abogada matrimonialista amiga de Judith, y de Estela y Fermín, los padres de Lola, respectivamente.

Tramas renovadas como el nombramiento de Enrique Pastor como primer mandatario de “Mirador de Montepinar”; el debut de Javi y Lola como padres, la inestabilidad matrimonial de dos emblemáticas parejas; y la situación de extrema precariedad de los Cuquis, convivirán con una veintena de “cameos”, protagonizados por Fernando Esteso, Rossy de Palma, David Delfín, Cristina Pedroche, Xavier Deltell y Anabel Alonso, entre otros.

Protagonizada por José Luis Gil, Pablo Chiapella, Jordi Sánchez, Nacho Guerreros, Eva Isanta, Nathalie Seseña, Cristina Castaño, Macarena Gómez, Antonio Pagudo, Vanesa Romero, Isabel Ordaz, Ricardo Arroyo, Cristina Medina y Luis Miguel Seguí, la serie, producida por Telecinco en colaboración con Contubernio, culminó la pasada temporada como la ficción más vista entre las cadenas comerciales con una media de 4,1 millones de espectadores (22,4% de share).

La emisión de cada uno de los capítulos en la cadena irá precedida de un especial sobre la nueva temporada, que incluirá diversos making of, entrevistas a los creadores de la ficción, testimonios de los protagonistas y curiosidades de la grabación de “La que se avecina”, entre otros contenidos. Además, Factoría de Ficción ofrecerá la redifusión de las nuevas entregas de la serie los jueves, a partir de las 22:30 horas

Rebeca pondrá en peligro la estabilidad de algunas de las parejas más solidas de Montepinar

Amiga personal de Judith y recientemente divorciada, Rebeca Ortiz, una reputada abogada matrimonialista, se presentará en el inmueble con la intención de pasar una larga temporada. La extrovertida y carismática letrada, que se instalará en el apartamento de la psicóloga durante su ausencia, se ganará a los vecinos con su encanto. Muchos de ellos consideran que sería la presidenta perfecta, salvo Enrique y Antonio que la ven como el “enemigo público número uno”. Sus numerosas victorias en los tribunales le han convertido en una eficaz jurista, reputación que animará a algunos vecinos a requerir sus servicios de asesoramiento legal. Además de tener a Berta como clienta, llevará el proceso de divorcio a distancia de Judith con Enrique.

Estela se encuentra con una acomodada vida

Instalados en el Bajo A gracias a la generosidad de su hija Lola, que les ha comprado la vivienda, Estela y Fermín inician una difícil convivencia marcada por una relación de amor-odio. Apasionadas reconciliaciones, continuas rupturas amorosas y dramáticas escenas serán el “común denominador” de la nueva vida de los padres de la celebrity nacional, que disimularán sus desavenencias ante ella para impedir que les eche de su nueva residencia. Sus discusiones a voz en grito y sus fogosas relaciones escandalizarán a los vecinos que además tendrán que aguantar las molestias y ruidos de la reforma integral que Estela emprenderá en su hogar. Las múltiples quejas llegadas a la junta llevarán a Enrique a pedirles que insonoricen la casa, sugerencia a la que la pareja hará oídos sordos. En su acomodada vida de periferia, Estela buscará ampliar su círculo de amistades. Incapaz de decir que no, Araceli será la principal confidente de la diva del destape.

Fermín gerente del Max & Henry

Tras no renovar la licencia del bar, Enrique decide alquilar el local. Interesada en que su padre tenga su propio negocio, Lola decide asumir el coste del alquiler del establecimiento para que Fermín se ponga al frente del Max & Henry. A pesar de sus constantes iniciativas por reflotarlo, el establecimiento hostelero seguirá siendo ruinoso. Por su barra aparecerán asiduamente Estela en busca de “whiskitos” y criticando la nula capacidad empresarial del padre de su hija y los “leones”, que ahora tendrán que pagar sus consumiciones.

Enrique Pastor, de delfín a presidente

Poner fin a los conflictos vecinales con una eficaz gestión es el sueño que durante largos años ha acariciado Enrique Pastor y que ahora verá finalmente cumplido. Seriamente desestabilizada debido a la tensión y las presiones derivadas de su cargo, Araceli se verá incapaz de concluir su mandato, hecho que provocará un relevo en la cúpula directiva.

Tras ser nombrado presidente, Pastor tomará las riendas de Montepinar 7 con Antonio Recio como vicepresidente y con Coque como principal colaborador. Su decisión estratégica de aceptar al mayorista de pescado como delfín está motivada por su iniciativa de impedir cualquier conato de boicot a su gestión. A pesar de ello, los engaños, las tensiones y los conflictos se sucederán entre ambos y Enrique luchará por evitar el consabido desgaste que conlleva la presidencia.

Araceli bajo el mismo techo que Enrique

A su regreso de Brasil, Enrique Pastor descubre que Judith ha abandonado el hogar conyugal sin darle ninguna explicación. Cuando a través de Rebeca descubre que su “diosa pelirroja” quiere el divorcio, apenas podrá salir de su asombro. Incapaz de vivir solo, el concejal de Juventud y Tiempo Libre del Ayuntamiento convivirá con Araceli en el mismo apartamento.

Para sufragar los gastos de la casa y el pago de la hipoteca, el presidente de Montepinar 7 animará a Araceli a incorporarse al mercado laboral y para garantizar la estabilidad vecinal, la convencerá de que se haga amiga de la residente más conflictiva del inmueble. En el plano personal, ambos, libres de ataduras, criticarán continuamente las conquistas del otro.

Javi y Lola padres primerizos

En avanzado estado de gestación, Lola alumbrará a una niña mientras los nervios se apoderarán de Javi y la decepción en Estela, para quien convertirse en abuela será un “golpe bajo”. Tras recuperarse rápidamente, la joven mamá se incorporará a la grabación de la segunda temporada de “Internado sangriento” ante el asombro de su marido, que pide la baja por paternidad. Los continuos lloros de la bebé son una auténtica tortura para los padres y los vecinos del complejo residencial, que apenas podrán conciliar el sueño.

Como padre primerizo, Javi tratará de someter a un estricto control las tomas de los biberones y los baños, mientras el desapego que muestra su esposa por la niña comenzará a inquietarle. La joven culpa de su falta de instinto materno a Estela, por quien nunca se sintió querida, y los intentos de Javi para que ella se enternezca con su hija no darán el resultado esperado.

Berta y Antonio crisis matrimonial

Convencida de que está aferrándose a un amor imposible, Berta descubre que su matrimonio comienza a hacer aguas. A pesar de la clara evidencia, luchará una vez más por salvar su relación con el mayorista de pescado. Los continuos desplantes y la falta de cariño de Antonio han desgastado a los Recio y la única vía de solución pasa por acudir a terapia con un psicólogo especializado. Por otra parte, su temor a perder su patrimonio llevará a Antonio a poner a nombre de su desequilibrada hermana Violeta su imperio, “Mariscos Recio”.

Los Cuquis al borde de la miseria

Tras ser desalojados de su vivienda, la amenaza de la precariedad se cernirá irremediablemente sobre Amador y Maite, que deciden okupar el apartamento de Izaskun. Esta situación creará un nuevo conflicto vecinal que inquietará al presidente de la comunidad. Además, las penurias económicas de los Cuquis, una familia en riesgo de exclusión social, les obligarán a proseguir su convivencia sin ser pareja, a aceptar trabajos precarios para garantizar su sustento y a enviar a sus tres hijos mayores a vivir con la abuela materna (Mariana Cordero). Por otra parte, los excónyuges tratarán de rehacer su vida sentimental con otras parejas, pero sus continuos enfrentamientos y su compleja situación familiar les impedirá conseguir su sueño: una relación estable.

Coque enamorado de Nines

Sedujo a Coque siguiendo las directrices de Antonio Recio, pero lo que empezó como un juego se ha convertido en verdadero amor. Reacia a comprometerse, Nines utiliza al conserje como juguete sexual, mientras que él, que no cesa de pensar en ella durante su jornada laboral, comienza a distraerse de sus obligaciones profesionales. Por otra parte, la decisión de Raquel de vivir su amor con Sergio fuera de “Mirador de Montepinar” obligará a su prima a buscar empleos precarios y alquilar la otra habitación del apartamento. La estabilidad laboral llegará de la mano de Fermín, que contratará a Nines como camarera del Max & Henry.

Leo ya no quiere ser single

La llegada de Rebeca, la atractiva amiga de Judith, a “Mirador de Montepinar” será un motivo de alegría para Leo, un soltero que, aburrido de estar solo, comienza a obsesionarse con la idea de formar una familia. Tras ver en ella a la mujer de su vida, tratará de seducirla con su encanto, mientras que ella, recientemente divorciada, se mostrará reticente a embarcarse en una nueva relación.

Vicente y su mundo

El nacimiento de su primera nieta apenas cambiará la rutinaria vida de Vicente. Hacerse cargo de la bebé no entra dentro de los planes del padre de Javi, un hombre convencido de que carece del “gen de abuelo”. En ocasiones puntuales y ante la insistencia de su hijo, se verá obligado a cuidar de la pequeña, hecho que le acarreará varios sobresaltos.

Raquel víctima del desamor

Creía haber encontrado en Sergio a su “príncipe azul” y por ello no dudó en acompañarle a México, donde el actor se unía al elenco artístico de una telenovela. Durante la grabación de la serie, la joven descubre que su novio tiene una aventura amorosa con la protagonista del culebrón, por lo que decide regresar a España, iniciativa que le acarreará nefastas consecuencias.

Judith debuta como madre

Tras descubrir que está embarazada, Judith sale precipitadamente de “Mirador de Montepinar” abandonando a su esposo y viajando a Estados Unidos en busca de tranquilidad y estabilidad emocional. En América, la psicóloga residirá en la casa de su hermana en Chicago, donde llevará su gestación a término y se convertirá en madre. Meses después, regresará con su hijo al complejo residencial para enfrentarse a Enrique y poner fin a su matrimonio con él.

Nuevas participaciones

Obsesionada con el glorioso momento que protagonizó con el gran referente interpretativo del cine del destape en “Desembraga a fondo”, Estela Reynolds se reencontrará con su partenaire en la película, Fernando Esteso. El actor zaragozano forma parte de la amplia lista de “invitados estelares” de la nueva entrega de la ficción, en la que figuran conocidos rostros del panorama nacional como Rossy de Palma, que caerá rendida al magnetismo de Vicente tras conocerlo a través de Internet; David Delfín, que junto al bloguero de moda Pelayo Díaz y su musa, Bimba Bosé, abrirá su atelier a la Reynolds; Cristina Pedroche, joven que llegará al complejo residencial buscando una habitación de alquiler; Dani Muriel, en el papel de un antiguo compañero de facultad de Javi convertido en multimillonario; Xavier Deltell, como un abogado torpe y distraído que velará por los derechos del mayorista de pescado; y Pablo Puyol, dando vida al “ex” de Rebeca que, profundamente arrepentido de su “desliz”, tratará de reconciliarse con ella.

Entre la veintena de “cameos” también se encuentran: Paz Padilla, que se encarnará a sí misma como presentadora de “Sálvame” y retomará además el personaje de Chusa, la conflictiva toxicómana y exnovia de Coque; y la ventrílocua Mª Carmen y Doña Rogelia, estrellas de la fiesta de reinauguración del Max & Henry. Por otra parte, Amparo Valle, Ernesto Sevilla y Santiago Urrialde se pondrán en la piel de la madre y el hermano menor de Amador y de uno de los obreros que llevan a cabo la reforma del Bajo A, respectivamente.

Completan las apariciones estelares de la ficción: Beatriz Rico y Rocío Muñoz, que encarnarán a dos bellas divorciadas a las que Antonio Recio y Enrique Pastor tratarán de conquistar con ingeniosas artes de seducción; Anabel Alonso, como la hija de Izaskun; y Carme Balagué, en la piel de una temida inspectora de Trabajo, decidida a destapar las irregularidades laborales que tienen lugar en Montepinar 7.

 

Más de 4,1 millones de espectadores proclamaron la pasada temporada como la ficción más vista

Con unas cifras de vértigo: así culminó “La que se avecina” su sexta temporada en Telecinco. Un share del 22,4% y una media de 4.140.000 espectadores convirtieron a la comedia creada por Alberto y Laura Caballero y Dani Deorador en la serie más vista de la pasada temporada entre las televisiones comerciales. Además la ficción, líder en el 100% de sus emisiones, registró un crecimiento de su audiencia del 48,4% respecto a su quinta entrega (16,1% de cuota y 2.790.000 espectadores) sumando 1.350.000 nuevos seguidores.

Líder absoluto en su franja de emisión, la serie elevó su media nacional hasta alcanzar el 27,1% en el target comercial y superó en 3,8 puntos a la oferta de Antena 3 (18,6%). Asimismo, se impuso de forma absoluta al resto de televisiones entre los espectadores de 4 a 54 años, destacando el excelente dato alcanzado en las franjas de público entre 4 a 12 años (33,4%), de 13 a 24 años (43%), de 25 a 34 años (36,4%) y de 35 a 54 años (22,9%), así como en 10 de los 14 mercados regionales, donde Canarias (26,9%), Castilla-La Mancha (26,4%), Madrid (25%), Andalucía (24%) y Aragón (22,6%) superaron la media nacional.

Asimismo, nueve de los diez episodios más seguidos de “La que se avecina” corresponden a la sexta temporada, siendo el emitido el pasado 1 de octubre de 2012 el más visto de la comedia con un registro de 5.400.000 espectadores (27,1% de share).

En Factoría de Ficción, las redifusiones de la ficción no han tenido rival entre los canales temáticos en las franjas de sobremesa/tarde, tanto de lunes a viernes (4,2%) -ámbito en el que supera incluso a LaSexta (3,2%)- como en el fin de semana (4,4%), y de prime time (3,2%).

Así comienza la 7ª temporada

Tras regresar de su exilio voluntario, Enrique Pastor regresa a “Mirador de Montepinar”, donde descubre que su “añorada” comunidad vive agitadas y dramáticas situaciones, como la de Amador y Maite que se han instalado como okupas en el piso de Izaskun. Viviendo al límite de la marginalidad, los Cuquis luchan por sobrevivir mientras tratan de garantizar el sustento de su familia numerosa trabajando como chatarreros.

Además, la recta final del embarazo de Lola provoca emociones contrapuestas en sus progenitores: mientras Fermín está emocionado con el inminente nacimiento del bebé, Estela, en pie de guerra, se obstina en no querer convertirse en abuela. Entretanto, Berta y Antonio celebran sus 25 años de casados en medio de una grave crisis matrimonial. Judith, por su parte, sigue sin dar señales de vida y en su lugar aparece Rebeca (María Adánez), una amiga abogada de la psicóloga que fija su residencia en el ático en calidad de inquilina y a quien los residentes de Montepinar 7 recibirán con su singular sentido de la hospitalidad: tratando de tomarle el pelo.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!