“En los próximos capítulos de ‘Allí Abajo’, Iñaki tendrá los sentimientos a flor de piel”


Nekane es la camarera del bar de Iñaki. Es guapa pero oculta su sensualidad y no llama la atención. Está enamorada de Iñaki desde que le conoció. Ya dio el primer paso y, este martes, aparecerá por la clínica para hablar de la carta… Pero los sentimientos de Iñaki no están del todo claro, el beso con Carmen ronda aún por su cabeza.

Los actores que dan vida a esta peculiar pareja, Alazne Etxebarria y Jon Plazaola, hablan sobre la relación entre sus personajes.

Alazne Echevarría (Nekane)

¿Es Nekane la ‘típica’ chica vasca enamorada que espera que su enamorado dé el primer paso?

Alazne: Sí que lo es, aunque a estas alturas ya se ha dado cuenta de que “el que espera, desespera” y se ha decidido a dar un paso declarándose por carta a Iñaki.

¿Te gusta tu personaje? ¿Qué cambiarías de su comportamiento, si pudieras aconsejar a los guionistas?

Alazne: Me encanta el personaje de Nekane. Su comportamiento es el que corresponde a su forma de ser, introvertida y algo tradicional. Me gustaría que Nekane viviera situaciones que le hicieran enfrentarse a sus miedos e inseguridades.

¿Qué ha enamorado a Nekane de Iñaki? 

Alazne: Iñaki es muy buena persona, responsable y deportista. Además, tiene inquietudes en cuanto a la cocina. Un artista con los pies en el suelo. Es el novio ideal que cualquier madre quisiera para su hija. Esas cualidades han terminado por conquistar a Nekane completamente.

Begoña y Sabino ¿Un apoyo o el mayor obstáculo en tu no relación con Iñaki?

Alazne: Son un apoyo, sobre todo Bego, que quiere para su sobrino una mujer vasca que le centre. Bego se va a convertir en mi cómplice para obtener información sobre Iñaki mientras él está en el sur.

Jon Plazaola (Iñaki) 

¿Qué siente Iñaki al recibir la carta de amor de Nekane?

Jon: Lo primero de todo una sorpresa tremenda. Pero aunque le gusta que a alguien le guste él, la sorpresa no es del todo positiva. Noticias de este tipo provocan auténtico terror a Iñaki, nervios, problemas, otra cosa más a la que enfrentarse.

¿Iñaki se pasa de prudente por no hacer daño a Nekane, a su tía Bego y a su tío Sabino, o es que no está seguro de sus sentimientos, todavía?

Jon: Iñaki tiene la cabeza hecha un lío cuando recibe la carta, y por si fuera poco, ese acontecimiento no ayuda para nada a aclarar las cosas. El conflicto de Iñaki va más allá de averiguar si está por Carmen o por Nekane. Es elegir su vida de siempre o la nueva vida que se le abre delante de los ojos.

A pesar del poco tiempo que lleva Iñaki ‘Allí Abajo’, como le afecta su relación con los compañeros de la clínica, las vecinas, en sus sentimientos…. Sobre todo hacia Carmen

Jon: Es todo un nuevo mundo para él, absolutamente desconocido y aunque cayó en él como un meteorito, con un problema mayúsculo que no le permitía para nada desprenderse de la coraza que traía poco a poco va descubriendo que el mundo, a medida que abre los ojos como un gatito recién nacido, le gusta. Se siente más cómodo, integrado, entiende los nuevos códigos, se mete en la misma onda y por primera vez toma las riendas de su propia vida. Todos los elementos que le rodean le ayudan y la máxima expresión de esa nueva vida es Carmen.

Se nota que entre tú y María León hay química y una relación fluida. ¿Sois amigos fuera del rodaje, compartís amigos en común, ocio, gusto musical o deporte?

Jon: Sí, sí, claro! Maria dentro del rodaje por Jon hace incluso mucho más que Carmen por Iñaki. Para mí, siempre será la primera compañera que me encontré en el proyecto más importante al que me he enfrentado hasta ahora. Y fuera del set es una amiga más, me enseña a comprender Sevilla, a nivel antropológico, tenemos muchas cosas en común, por ejemplo el entusiasmo, alegria y actitud hacia la vida. Es compañera y amiga, como el resto del elenco y equipo. Somos familia.

Según pasan las semanas de grabación, ¿te encuentras más cómodo con tu personaje? ¿Qué evolución tendrá Iñaki en los próximos capítulos?

Jon: Sí, totalmente, al cien por cien. Antes de venir a Sevilla trabajé con Óscar Terol y él me enseño quién es Iñaki, a conocerlo. Óscar es mi hermano mayor.

Me gusta mucho Iñaki aunque poco tengo que ver con él. A lo mejor es por eso. Y como el personaje evoluciona hacia la vida, coge el timón y descubre cosas a partir de su total virginidad, me va gustando cada vez más. En los próximos capítulos veremos a un Iñaki cada vez más con los sentimientos a flor de piel. Enamorado, enfadado, decidido… le pasarán cosas, que es lo bueno de la vida.