Emociones, sorpresas y humor, mañana en la elección final de “QQCCMH”

¿A quién elegirá Víctor: a Rebeca, a Andrea o se quedará finalmente con su madre? Y Leo, ¿olvidará la última noche que pasó con María? ¿Conseguirá Mari Carmen convencer a Fran de que Houda no es la mujer de su vida? ¿Dejará Roi de sufrir por la partida de Edgar? ¿Conseguirá Armando que su hijo tome la decisión que considera correcta? Sobresaltos, decisiones inesperadas, suspense, risas y mucho amor acompañarán a estas grandes incógnitas, que tendrán sorprendentes respuestas en la gala final de la tercera temporada de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, que Cuatro emitirá mañana miércoles 6 de noviembre, a partir de las 22:30 horas.

Desde que comenzó la búsqueda del amor, los solteros y sus madres -padre en el caso de Alexis- han vivido una auténtica montaña rusa de emociones con cortejos, dudas, celos, desconfianzas y mucha diversión. Pero es la hora de la verdad y de tomar la decisión que marcará su futuro. ¿Apostarán por el amor o preferirán regresar a casa con sus madres?

Las madres y Armando se reúnen para hacer balance de las experiencias vividas en el programa

Antes de que llegue el momento decisivo, las madres y Armando se reúnen para hacer balance y tratar de adivinar la decisión que creen que van a tomar sus retoños. Silvia tiene clara su opción: Marta. Armando quiere a Valeria como nuera y Belén se decanta por Sergi, mientras que a Mari Carmen no le convencen ni Houda ni Melani para “su Fran” y Merche piensa que su hijo Víctor no va a efectuar la elección más acertada.

Y es que en sus respectivos viajes románticos pasaron muchas cosas que las madres no saben: Fran eligió a Houda, aunque aún desconfía algo de ella. Roi se quedó con Sergi, pero sufrió con la marcha de Edgar y ahora no tiene muy claro qué hacer. Alexis es el más dubitativo y no sabe si quedarse con Xio o Valeria. Víctor duda entre el desparpajo de Andrea o el físico de Rebeca y Leo se encuentra en una encrucijada, aunque en su caso su indecisión y su manera de dilatar su elección le podrán jugar una mala pasada.

Etiquetas:,