Elena Anaya se convierte en una estrella de rock en ‘Todos están muertos’


El largometraje ‘Todos están muertos’, cuyo estreno en cines será el próximo 30 de mayo, se presentó el pasado 27 de marzo en el Festival de Cine de Málaga. Su directora Beatriz Sanchís, los actores Elena Anaya, Patrick Criado y Cristian Bernal, y sus productores María Zamora y Stefan Schmitz comparecieron ante los medios después de su proyección.

‘Todos están muertos’ cuenta la historia de Lupe (Elena Anaya) una mujer que vive encerrada en casa junto a su hijo adolescente y a su madre, una mujer de origen mejicano. En los 80, Lupe fue una estrella del rock, pero en los 90 vive una existencia similar a la muerte. No obstante, las circunstancias la obligarán a volver a la vida, lo quiera o no.

Su directora Beatriz Sanchís la definió como “un poco fábula, un poco cuento. Es una película muy sencilla de ver, pero a la vez con un background muy complejo”.

El largometraje es una coproducción española-alemana-mejicana que aborda el tema de la vida más allá de la muerte. “Es un fantasma del pasado el que viene a sacar a la protagonista de una vida que, en realidad, se parece más a la muerte”, afirmó la protagonista.

La música tiene un papel importante, por lo que Elena Anaya tuvo que aprender a tocar el teclado en una de sus escenas e incluso canta a lo largo de la película. Además, el joven actor Patrick Criado toca la guitarra.

Yo no elijo personajes, elijo historias, siempre. Tras la película de Pedro Almodóvar pasé un tiempo buscando algo interesante hasta que este guión cayó en mis manos”, aseguró Elena Anaya.

‘Todos están muertos’ fue una de las grandes triunfadoras de la noche con cuatro Biznagas de Plata: Premio Especial del jurado, a la mejor actriz para Elena Anaya (compartido con Natalia Tena por ‘10.000 KM’), a la mejor banda sonora original y el Premio Especial del jurado joven.