‘El Príncipe’ cierra este martes la primera parte de su segunda temporada


Ha triunfado sobre sus competidores en todas y cada una de sus nueve emisiones; roza un espectacular 30% de share entre los jóvenes de 25 a 34 años; cada martes ha sido la serie más comentada en las redes sociales; en apenas dos meses ha generado en Telecinco.es y Mitele.es el consumo de más de 10 millones de vídeos; acumula en Twitter y en Facebook más de 400.000 seguidores. Apabullantes datos que ha convertido a “El Príncipe” en la serie más vista del curso televisivo con los capítulos de su segunda temporada, cuya primera parte concluye mañana en Telecinco con un capítulo absolutamente trepidante y lleno de incógnitas para las próximas entregas.

Realizada en colaboración con Plano a Plano y a falta de su emisión de mañana, la serie protagonizada por Jose Coronado, Álex Gónzalez, Hiba Abouk, Stany Coppet y Rubén Cortada acumula en sus segunda temporada una media del 24,1% de share y 4.705.000 espectadores, 2,6 puntos y 1.116.000 espectadores más que Antena 3 en su franja de emisión. Triunfa en 13 de los 14 mercados regionales, con espectaculares medios como las de Castilla-La Mancha (32,6%), Andalucía (28,4%), Asturias (27,8%), Castilla y León (26,4%) y Canarias (25,2%).

Nuevas caras como las de Jesús Castro y Nerea Barros, tramas vertiginosas cargadas de giros inesperados, muertes y personajes puestos al límite han abonado el terreno a lo largo de la temporada para la emisión del episodio de mañana, con la que la serie, que ya es considerada un fenómeno de masas y una de las grandes revelaciones de la ficción nacional de la última década, se despedirá hasta el otoño.

Nayat en la boca del lobo y Morey en el punto de mira

En el capítulo titulado “El efecto llamada”, Fátima ve un vídeo protagonizado por Nasirah -la amiga de su hermana que ha desparecido- en el que insta a las jóvenes musulmanas a que se unan a la lucha armada. La pieza corre como la pólvora a través de las redes sociales de los chicos y chicas musulmanas del barrio y Fátima, temerosa de que Nayat siga los pasos de su amiga, la interroga abiertamente acerca de sus intenciones y pide ayuda a Morey para evitar que su hermana termine como Abdu. Tras una primera reacción airada, la joven se muestra colaboradora y tranquiliza a su hermana mayor diciéndole que en absoluto pretende seguir los pasos de Nasirah. Sin embargo, Nayat no ha calibrado los peligros a los que se enfrenta y está cada vez más decidida a encontrarse con su amor adolescente.

Tras la muerte de López, Serra se muestra muy afectado y pide a Fran que encuentre a los responsables. Ante la deriva que están tomando los acontecimientos Morey se pone en guardia, consciente de que él puede ser el siguiente. La reaparición de Hidalgo (Nerea Barros) en Ceuta en sustitución de su compañero asesinado activará todas sus alertas.

Po otra parte, Faruq queda en evidencia delante de Khaled cuando el dinero que le tiene que entregar desaparece. Será Paco (Jesús Castro), al que Aisha ha hecho un hueco en casa de los Ben Barek, el que salve la situación, para disgusto del Tripas y del resto de los miembros de la banda.

Entretanto, Raquel le dice a Fran que está decidida a llevar ante la justicia al verdadero asesino de su hijo y sus cómplices, lo que significaría el fin de la carrera de Quílez como policía.