‘El jefe infiltrado’ cambia la oficina por el duro trabajo de la recogida de la uva


Aparentar ser un estresado hombre de ciudad que quiere empezar una nueva vida en el campo con el fin de comprobar cómo se trabaja verdaderamente en su grupo bodeguero es el objetivo de Julio Pinto, el director de operaciones del grupo bodeguero Matarromera, que será este miércoles en ‘El jefe infiltrado’ en laSexta.

El Director de Operaciones de las bodegas se sumergirá en plena vendimia en los trabajos más variados, duros y arriesgados: desde la recogida de la uva, el transporte, la prensa, el embotellado … hasta que llega a las mesas más sabrosas y exquisitas.

El jefe será testigo de las consecuencias de los conflictos de los jornaleros, de la falta de personal en el campo o de la dureza de la recogida de uva de noche. Pero también de la enorme capacidad de trabajo de muchos de sus empleados, de su implicación en la empresa y de las historias de superación que tras ellos se esconden. Tras esta experiencia, el jefe buscará las soluciones para poner fin a los problemas que ha detectado y será capaz de valorar mucho más el trabajado de los profesionales que trabajan para él.

El vino con el que brindan los Reyes de España

Julio Pinto es el Director de operaciones de uno de los grupos bodegueros de nuestro país de mayor prestigio nacional e internacional, Matarromera. 7 bodegas, más de 900 hectáreas de viñedos y numerosos galardones a sus espaldas han convertido al grupo en tan imprescindible que hasta los Reyes de España brindaron con uno de sus vinos el día de su boda. Pero el mercado está cada vez más difícil y es necesario buscar todas las mejoras posibles con el fin de convertir a los vinos de Matarromera en los mejores del mundo. Para conseguirlo, y poder conocer desde dentro el verdadero trabajo de los empleados de este gran Grupo, Julio se infiltrará en plena vendimia en algunas de sus bodegas. Y, bajo una falsa identidad, realizará los trabajados más diversos y conocerá de forma más directa a algunos de los trabajadores que, con su trabajo, hacen de los vinos de Matarromera lo que son hoy.