‘El Fin de la Comedia’ llega este viernes a Comedy Central con la vida de Ignatius Farray


Este viernes 7 de noviembre a las 23:30h, Comedy Central estrena ‘El Fin de la Comedia’, que explora la vida de Ignatius a partir del momento en el que el público vacía el local y las luces se apagan. El canal de la comedia estrena por primera vez seis episodios de una serie al completo simultáneamente en televisión y en las plataformas de VOD; además, la emite de nuevo al día siguiente a las 20:00h.

En ‘El Fin de la Comedia’ (una serie en la línea de comedias amargas como ‘Louie’, ‘Maron’ o, la más cercana, ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’) veremos al Ignatius más completo, el que se sube a los escenarios y el que baja de ellos, al cómico y a la persona. Este cómico de humor extremo nos presenta lo que ocurre cuando abandona su lugar seguro, la actuación y los monólogos, y se enfrenta a la vida real, mucho más complicada para él que cualquier espectador. A lo largo de los seis episodios que componen la serie, veremos sus dos facetas: la del cómico y la del Ignatius “fuera de escena”.

Comedy Central apuesta por un proyecto único y producido en colaboración con Sayaka (la productora de Borja Cob colaboración con Sayaka eaga, Nacho Vigalondo, Koldo Serra, Borja Crespo y Nahikari Ipiña) que aporta el estilo propio de sus producciones, a la vanguardia del humor nacional.

Con ‘El Fin de la Comedia’ Comedy Central arriesga y estrena una comedia escrita por el propio Ignatius con Miguel Esteban y Raúl Navarro (también directores de la serie), que cuenta con las colaboraciones especiales de Joaquín Reyes, Javier Cansado, Juanra Bonet, Clara Sanchís, Willy Toledo, Julián Villagrán, Juan Cavestany o Victor Clavijo que, entre otros, acompañan también a Ignatius en este recorrido.

¿Quién es Ignatius Farray cuando baja del escenario?

Ignatius Farray (Granadilla de Abona, Tenerife, 1973) es un cómico diferente: su concepto extremo del stand-up, su aspecto, o su costumbre de terminar sus actuaciones chupando los pezones de algún espectador lo diferencian claramente de los cómicos que solemos ver habitualmente. El escenario es el lugar en el que Ignatius se siente seguro, pero cuando baja de él, se convierte en un padre divorciado, que flirtea con la crisis de los 40 y al que su imagen no ayuda a la hora de buscar piso o pedir un crédito en un banco.

La mayor parte del tiempo de Ignatius, aparte del pequeño piso donde vive, gira alrededor del Picnic Comedy Club, un bar del barrio de Malasaña que se ha convertido en una especie de punto de encuentro entre sus colegas del mundo de la comedia y demás personajes que salen y entran de su vida. Ignatius no tiene muy claro si perseverar en sus ilusiones o tirarlo todo por la borda de una vez por todas.