El destino final de Aníbal y Hugo Bravo quedará en manos de César, este martes en ‘Tierra de Lobos’


La llegada de César Bravo a Tierra de Lobos junto a Román supuso toda una revolución para los habitantes del pueblo y para la acomodada vida de Lobo y sus hijas. Ahora, su reaparición provocará nuevos e inesperados acontecimientos, una serie de sucesos que pondrá en peligro incluso la vida de sus propios hermanos en los dos últimos capítulos de la serie, que tras tres temporadas llegará a su desenlace con los episodios que Telecinco emite este martes y el miércoles en prime time.

Producida por la cadena en colaboración con Multipark Ficción, ‘Tierra de Lobos’ ha contado a lo largo de sus tres entregas con un reparto de lujo del que han formado parte actores como Juan Fernández, Álex García, Antonio Velázquez, Silvia Alonso, Dafne Fernández, Adriana Torrebejano, María Castro, Álex González, Junio Valverde, Raúl Mérida, Joel Bosqued, Elisa Matilla, Carolina Bang, Esmeralda Moya, Alejandro Albarracín, Sergio Peris Mencheta, Nicolás Coronado, Jordi Rico, Eva Pedraza, Sandra Bláquez y Assumpta Serna, entre otros.

El destino de Aníbal y Hugo Bravo, en manos de su hermano mayor

En el capítulo que Telecinco emite este martes, 14 de enero César Bravo tendrá que pagar caro el precio por su libertad y se verá en la obligación de vender La Quebrada al perverso don Joaquín. Pero éste le comunicará que, para poder empezar una nueva vida con Almudena y su hijo lejos de allí, deberá traicionar a sus hermanos.

Entretanto, comenzarán a desaparecer mujeres y niños en el pueblo, por lo que Lola pedirá ayuda a Aníbal, César y Hugo. En Casa Grande, todo está preparado para la lectura del testamento del señor Lobo. Nieves teme que Elena se quede con todo y hará lo posible por evitarlo y expulsar de una vez por todas a su madrastra de esa casa. Por su parte, don Joaquín descubre la relación entre Hugo Bravo y su hermana y decidirá encerrarla. Casi por accidente, comenzará una amistad con Isabel.

En el episodio final del miércoles, César tendrá que decidir si ejecuta o no a Aníbal y Hugo, mientras Almudena permanece secuestrada junto a Lola y otras mujeres bajo La Quebrada. Cuando el mayor de los Bravo se presenta ante don Joaquín para anunciarle que ya ha cumplido su parte del trato, éste le comunica que aún debe hacer más sacrificios. Por su parte, Nieves ha pagado a un asesino para que acabe con Elena, mientras el nuevo teniente que llegó al pueblo para investigar la muerte de Lobo no está dispuesto a marcharse sin llevarse algunos culpables a Madrid.