El concursante que perdió por Remedios Cervantes vuelve a “Atrapa un millón”


Dicho y hecho. Mario tendrá su segunda oportunidad el lunes 9 de enero, a las 19.45 horas, una fecha que seguro ha anotado en rojo en su agenda. El joven volverá a Atrapa un millón después de que un arrebato de última hora de Remedios Cervantes le hiciera perder 5.000 euros.

El concurso presentado por Carlos Sobera, que ya anunció en su muro de Facebook que el salmantino regresaría con un familiar, ha confirmado este mismo jueves en su web el nuevo día, después de los Reyes Magos, en el que la víctima de la actriz podrá resarcirse finalmente.

Y es que en el Día de los Santos Inocentes, la Red era un auténtico clamor, con Twitter cebándose, eso sí, con Remedios Cervantes, para que tuviera una nueva oportunidad este joven de 21 años de edad y estudiante de Ingeniería agrícola.

Mario acudió el pasado martes por la tarde a una nueva edición deAtrapa un millón con la ilusión de ganar el suficiente dinero para abrir una granja-escuela de aves rapaces para que sean más conocidas.

Pero el chico, que trabaja en un bar de noche para pagarse los estudios, se topó con un arrebato inexplicable de la también Miss España 1986 que le hizo irse del concurso con las manos totalmente vacías.

El concursante había conseguido llegar a la última pregunta conservando 5.000 euros del millón inicial entregado. La cuestión rezaba así: “Diluido en agua, ¿cuál es un buen conductor de la electricidad?”. Las respuestas eran dos: “sal y azúcar”.

El salmantino colocó finalmente el fajo de billetes encima de la primera opción, a la espera de que pasara el minuto de tiempo, porque le sonaba más la sal a pesar de que, al igual que Remedios, no lo tenía muy claro.

Sin embargo, a la actriz le dio un impulso y, a falta de dos segundos, corrió y cambió el dinero al azúcar ante la mirada atónita del concursante, que espetaba “¡no, no!”, y ante el posterior silencio sepulcral del público del plató.