El cerdo ibérico, el queso y la repostería tradicional, protagonistas de ‘MasterChef’


Este martes 26 de mayo en La 1, ‘MasterChef’ celebra la Capitalidad Gastronómica de Cáceres en un programa en el que los aspirantes tendrán que cocinar con los ingredientes de sus propias neveras. Ya en la ciudad extremeña, el objetivo será preparar un menú del chef Toño Pérez, que dirigirá a los ganadores en su restaurante Atrio. Por último, los concursantes elaborarán una tarta de boda con la ayuda de dos monjas reposteras.

Al llegar al plató, los aspirantes se encontrarán con sus neveras tal y como las dejaron antes de entrar en ‘MasterChef’. El jurado les propondrá que cocinen con los productos que encuentren en su interior. Alimentos con los que estarán muy familiarizados y con los que cocinarán un plato de auténtico chef. Pero con una dificultad añadida. Tendrán que incorporar un tipo de queso en sus creaciones. Para combinarlos bien, les visitará el experto quesero Fernando Vaquero, que les explicará las cualidades de doce variedades distintas.

 

En la prueba exterior, ‘MasterChef’ viajará a la Capital Española de la Gastronomía, Cáceres, para rendir un homenaje al cerdo ibérico, uno de los grandes tesoros de la dehesa extremeña. En esta misión, los aspirantes elaborarán un menú diseñado por el chef Toño Pérez (dos estrellas Michelin). El equipo que supere todos los obstáculos obtendrá una recompensa: trabajar a las órdenes de este prestigioso chef en las cocinas de su restaurante, Atrio.

 

De vuelta al plató, solo encontrarán la gloria los aspirantes que superen el último reto. Dos monjas les descubrirán los secretos de la repostería más tradicional. Para salvarse de la eliminación, tendrán que elaborar una auténtica tarta de boda de tres pisos, coronada con buñuelos rellenos de tres sabores. El aspirante que no encuentre el perdón del jurado abandonará las cocinas de ‘MasterChef’.