Dos intentos de suicidio pero… resistiré, en el arranque de ‘Bienvenidos al Lolita’


La función es todo un éxito y consigue convencer a Don José Luis que el Lolita todavía puede ser un negocio rentable. Parece que la idea del Hotel Boutique se va a quedar en eso. El público en pie celebra junto a Dolores y el cuerpo de baile la renovación del negocio.

‘El Lolita’ vuelve a abrir para una última función en la que demostrar a Don José Luis que todavía es un negocio rentable. Para sorpresa de todos, Violeta vuelve al escenario como bailarina principal cantando con garra ‘Resistiré’.

Dolores se emociona por ver a toda la familia reunida de nuevo sobre el escenario de Lolita Dolores (Beatriz Carvajal) regenta el Lolita Cabaret, una sala de espectáculos situada en una céntrica callejuela de Madrid. En estos momentos de crisis económica, los artistas conviven en el hotel anexo al local esperando un inversor que les ayude a levantar de nuevo el telón.

Ese socio capitalista es Don José Luis (Luis Varela), un hombre de negocios conservador y provinciano que choca frontalmente con la mentalidad moderna y desinhibida de los habitantes del Lolita.Don José Luis llega a la ciudad acompañado de Alfredo (Carlos Santos), un sobrino tímido y mojigato al que acaban de plantar en el altar.

El joven irá de sorpresa en sorpresa, pues el mundo que él conoce es muy distinto al del cabaret. Aunque se siente fuera de lugar e intimidado por las chicas del ballet, Alfredo establecerá una relación muy especial con Roxy (Sara Vega), una travesti divertida y audaz.

La reapertura del Lolita coincide con la llegada de Violeta (Natalia Verbeke), la hija de Dolores que abandonó el cabaret para casarse y llevar una vida normal.

Ahora regresa tras divorciarse, acompañada por dos hijos pequeños, Xuso y Nuri, y sin un techo donde vivir. Para Violeta el Lolita es un lugar de paso hasta que encuentre un trabajo con el que mantenerse, pero acabará quedándose más tiempo del que esperaba.

Greta (Nerea Camacho) es la hija adolescente de Charo (Estefanía de los Santos) y Virgilio (Font García), la cocinera y el encartado de mantenimiento del Lolita.

La colegiala está perdidamente enamorada de Jota (Rodrigo Guirao), el atractivo barman del cabaret. Greta le escribe notas, le hace regalos, le observa mientras duerme,… hasta que Jota la rechaza con muy malos modos.