DMAX estrena nueva temporada de ‘El mago Pop’ en ‘El día de la magia’


La magia de nuevo cuño que sirvió a DMAX para revolucionar un género que estaba relegado a un segundo plano en televisión regresa con más fuerza que nunca a DMAX el sábado 26 de noviembre para celebrar la cuarta edición del ‘Día de la magia’. Durante 24 horas, el canal dejará su programación en manos de los mejores magos y mentalistas del mundo, capaces de desafiar a la ciencia en cada número y de asombrar al espectador más escéptico. Y sin duda, uno de los protagonistas de este día será Antonio Díaz que vuelve a DMAX con una nueva temporada de ‘El Mago Pop: 48 horas con’ a las 22:00h.

En esta serie que ya arrasó en el canal con sus anteriores entregas, Antonio Díaz acompaña durante 48 horas a personajes del mundo del espectáculo y el deporte para llenar su rutina de sorpresas y buen humor gracias a un mágico espectáculo personalizado para cada uno de ellos. En esta ocasión, Díaz acompañará durante dos días al cantante David Bustamante, al mediático chef Jordi Cruz, a la campeona olímpica Mireia Belmonte y al peculiar matrimonio formado por Alaska y Mario Vaquerizo, entre otros.

Así, en esta nueva temporada  podremos ver a Antonio Díaz realizando auténticos ‘milagros’ que dejarán a sus acompañantes y a todos los espectadores de DMAX sin una explicación posible. David Bustamante será el protagonista de esta primera entrega que se emitirá el día 26 de noviembre. Será sin duda una de más divertidas de esta temporada ya que el exitoso cantante desbordará simpatía y espontaneidad ante los espectaculares trucos de Antonio Díaz. Díaz visitará junto con el cantante el gimnasio en el que habitualmente se pone en forma y compartirá con él momentos tan cotidianos como tomar un café o una comida. Entre confidencias y risas, Díaz le dejará con la boca abierta con sus habilidades haciendo trucos tan increíbles como convertir una pieza de sushi en un pez vivo al sumergirla en una copa de agua. También visitará una obra para que David Bustamante recuerde los tiempos en los que aún no era una estrella y se ganaba la vida como peón.