Divinity da el “Sí, quiero” con el estreno del docu-reality “Me pido este vestido”


Un matrimonio felizmente casado y con más de 20 años de experiencia en el negocio de la moda nupcial, jóvenes asesoras fashionistas capaces de escoger el vestido perfecto para cada mujer y novias con un presupuesto ajustado con el que pretenden hacer realidad su sueño son los protagonistas de “Me pido este vestido”, nuevo docu-reality nupcial que Divinity estrenará el próximo sábado 2 de noviembre, a partir de las 14:30 horas.

La organización de la celebración matrimonial, la elección del traje de novia y la elaboración de sorprendentes tartas de boda son algunos de los ejes temáticos de los docu-realities de “Divinity, sí quiero”, contenedor nupcial al que se sumará “Me pido ese vestido” junto a espacios como “Una boda perfecta”, “El vestido de tu boda”, “Las chicas de Amsale”, “El vestido perfecto de Keasha” o “Supertartas de boda”.

En octubre de 1992, los esposos Rick y Leslie D’Angelo abrieron en la localidad de Waterton en Massachusetts “VOWS Bridal Outlet”, una pequeña tienda nupcial. El negocio de la pareja pasó de tener 50 trajes de novia a albergar, 20 años después, más de 800, convirtiéndose en el mayor outlet de moda nupcial de Estados Unidos.

Mujeres inteligentes que saben lo que quieren y jóvenes apasionadas de la moda  que desean brillar con luz propia el día de su boda sin tirar la casa por la ventana conforman la exigente clientela del matrimonio D’Angelo, que cuenta en su tienda con fabulosos vestidos de diseñadores de prestigio como Carolina Herrera, la española Rosa Clará, Vera Wang y Badgley Mischka, entre otros.

“Me pido este vestido” mostrará la incesante búsqueda de los dueños del outlet de outfits nupciales rebajados de primeras firmas por toda la geografía estadounidense. Mientras ellos se adentran en desvanes de empresas, almacenes de boutiques y lotes de grandes almacenes, su equipo de asesoras volcará sus esfuerzos en que cada clienta adquiera, entre su amplio muestrario, el traje de novia que mejor le siente y a un precio reducido. Atraídas por diseños de temporadas anteriores un 50% más barato que en las tiendas y un asesoramiento profesional, las futuras esposas entrarán en “VOWS” con una única idea en mente: encontrar su vestido.


Etiquetas:,