Detener la caída de clientes en un gimnasio, último desafío de “Negocios al límite”


Más de mil socios perdidos en un mes es una cifra que ningún negocio puede permitirse. Para cortar esta sangría, los propietarios deciden ponerse en manos de Beatriz de la Iglesia, coach de “Negocios al límite”. El resultado podrá verse en la última entrega del programa, que Cuatro emitirá el próximo domingo 5 de febrero a las 21.30h.

En el programa, Beatriz de la Iglesia se desplaza hasta un municipio situado en Leganés (Madrid) para ayudar a uno de los 25 gimnasios ubicados en la zona. En este gimnasio trabajan cuatro personas: José, el dueño, su hijo, encargado del negocio y los monitores Rafa y Laura. El gimnasio también cuenta con la ayuda de Flori, esposa del dueño, que será fundamental en el reflotamiento del negocio

José montó esta empresa para que su hijo tuviera un futuro; pero la realidad es que ahora está cerca de convertirse en su ruina y la de su familia, hasta el punto de poner en peligro su matrimonio y su salud. Una deuda de más de 50.000 euros ha llevado al propietario a tomar medidas desesperadas y erráticas, con una política de precios cambiante. Las diferencias de criterio y el conflicto generacional  con su hijo son otras de las causas que han llevado a este “negocio al límite”.