Curiosidades del 2×01 de ‘El Príncipe’: El reencuentro de Morey y Fátima, de todo menos discreto


Este martes se ha estrenado la segunda temporada de ‘El Príncipe‘ en Telecinco, una de las series más exitosas de los últimos años. En Mi Zona TV siempre queremos ir un poco más allá así que hemos hablado con su director, Iñaki Mercero, el director de este primer episodio, para que nos cuente lo que no se ve del capítulo, todo lo que pasa tras las cámaras.

Álex González no puede rodar tranquilo… ¡ni en Malta!

El rodaje en Malta parecía que iba a ser cómodo para Álex González: en el extranjero la gente no le conoce y él pretendía pasearse por La Valetta con libertad, sin que nadie le parara para hacerse una foto con él. Pues bien, en Malta había más españoles que malteses, por lo que no pudo descansar ni un minuto.

La casa de Khaled y Fátima, rodeada de chromas para incrustar ‘El Príncipe’ y el mar

En esta temporada se ha incluido un nuevo escenario: la casa de Khaled y Fátima. “Nuestra idea era que estuviera situada junto al mar y a las faldas del barrio de El Príncipe, pero al rodarlo en Madrid, tuvimos que incrustar tanto el mar como El Príncipe“, nos cuenta Iñaki Mercero sobre las dificultades técnicas. “En el plano nocturno de presentación de la casa, en el que Morey salta la cancela, se ve El Príncipe al fondo. Y en una escena del final del capítulo, con Khaled y Fátima en la terraza, colocamos metros y metros de croma para poder incrustar el mar“.

“Para la entrada de Morey en la nueva casa de Khaled y Fátima queríamos aportar más tecnología y decidimos que Morey utilizara unas Google Glass“. No pudieron conseguir un modelo real porque no se comercializaban aún cuando se rodó, así que fabricaron unas: “Creo que da el pego, ¿no?”, nos comenta Mercero.

Curiosamente, hemos tenido que esperar 14 capítulos para que Faruk y Aníbal compartan secuencia. No lo habían hecho en los trece capítulos de la primera temporada.

El reencuentro de Morey y Fátima, de todo menos discreto

El esperado reencuentro de Morey y Fátima en las tranquilas y discretas Murallas de Ceuta, no fue ni tan solitario ni tan discreto: detrás de las cámaras había cientos de fans esperando para conseguir su deseada foto.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!