Cuatro renueva ‘Viajando con Chester’ por una segunda temporada

Cuatro ha decidido renovar ‘Viajando con Chester’ por una segunda temporada, según ha informado Risto Mejide a través de twitter. El nuevo formato de Risto Mejide se entrega en sorprendentes conversaciones con los personajes más relevantes de la actualidad.

‘Viajando con Chester’ cuenta con una puesta en escena muy cuidada que incluye una iluminación cinematográfica para potenciar el tono de complicidad de cada charla, que se desarrolla en un confortable sofá Chester que va cambiando su tapicería adaptándose ad hoc a la personalidad y gusto de cada conversador con diferentes colores, relieves, texturas y trazados.

En este programa, Risto trata de que cada invitado muestre su faceta más personal y desconocida como personaje y como persona, un reto en el que también se implique el propio Risto, que no renuncie a mostrar sus opiniones sobre los asuntos más insospechados: “La diferencia entre la función de un periodista y la mía es la misma que la que existe entre una entrevista y una conversación. Una entrevista es un viaje organizado. Una conversación es sólo un billete de ida. Puede que acabes perdiéndote. Pero también puede que descubras cosas que jamás recogieron los mapas”, explica Mejide.

“Hay que sentarse a charlar, escuchar, aprender”

En este nuevo formato, que la cadena produce en colaboración con La Fábrica de la Tele, Mejide viaja por España con Chester, un sofá muy especial en el que se sientan personajes de actualidad que generen interés por sus opiniones e ideas. Algunos provocan admiración y otros recelo, pero todos tienen una conversación pendiente y ‘Viajando con Chester’ les ofrece la oportunidad de mantenerla.

Invitados, Risto… y Chester

Además de Risto Mejide y los dos invitados que tiene en cada edición, el propio Chester también se convierte en otro “personaje” del formato. El sofá se desplaza hasta los lugares elegidos por cada invitado para encontrarse con Risto. Un convento, una sala ministerial, un garaje o incluso debajo de un puente: cualquier lugar es válido para charlar distendidamente.

Al finalizar cada conversación, el invitado pone a subasta pública su Chester y los beneficios obtenidos por la puja del sofá se destinan a una ONG o Fundación Social de su elección.