‘Conexión Samanta’ muestra este viernes la lucha de los enfermos de hepatitis C


Según la Asociación Española de Estudio del Hígado, entre 30.000 y 40.000 enfermos muy graves de hepatitis C esperan del fármaco que les puede salvar la vida. Mientras aguardan, 12 pacientes mueren diariamente en nuestro país a causa de esta dolencia. Sobre ellos, su experiencia con la enfermedad y su lucha para superarla tratará “Hepatitis C: la bolsa o la vida”, último especial de ‘Conexión Samanta’ que Cuatro emitirá este viernes a las 22:30h.

Un medicamento al alcance de muy pocos

La hepatitis C es una enfermedad infecciosa que puede curarse con un medicamento llamado Sovaldi,  que, por su alto coste en España (25.000 euros por enfermo), no puede prescribirse a todos los afectados.

Conexión Samanta’ ofrecerá la primera entrevista en la televisión española con el doctor Raymond. F. Schinazi, creador del Sovaldi. El programa también incluirá las declaraciones de Agustín Rivero, director general de Farmacia del Ministerio de Sanidad;  el doctor José Luis Calleja, secretario general de la Asociación Española de Estudios del Hígado; Juan Ángel Hernández, economista especializado en análisis financiero de empresas de biotecnología, y Vanessa López,  directora ejecutiva de la ONG Salud por Derecho.

Pacientes a la calle

La mayoría de los enfermos excluidos del tratamiento con Sovaldi han decidido integrarse en la Plataforma de Afectados por Hepatitis C y lanzarse a la calle para denunciar su situación y exigir el fármaco. Samanta Villar les ha acompañado para conocer su situación.

Antonio Plaza tiene 51 años y lleva 30 diagnosticado de hepatitis C. Su madre fue la primera en contagiarse por una transfusión que le hicieron en la sanidad pública. En una época en la que todavía se desconocía la enfermedad y las vías de contagio, Antonio fue la segunda víctima de esa transfusión. Su diagnóstico es muy grave, su pronóstico de vida es de uno a dos años. Sin embargo, la sanidad pública le acaba de denegar el tratamiento.

Naiara tiene 21 años y la enfermedad ha avanzado en su cuerpo a toda velocidad. Está en el grado más grave de la hepatitis C. Esta paciente muestra en el programa la cicatriz que le atraviesa la tripa por la operación que le hicieron para extirparle la vesícula para dejar espacio al hígado enfermo que crecía. Ahora tiene pesadillas recurrentes en las que sueña que se muere, lo que podría pasar en cualquier momento. Le prescribieron el Sovaldi cuando ni siquiera tenía la aprobación legal, por uso compasivo, pero hace un año que espera el tratamiento.

Maria Teresa Casas fue la primera fallecida de la Plataforma de Afectados por la hepatitis C. Su familia siempre albergará la duda de si su muerte se debió a los 10 meses que se tardó en negociar el precio del medicamento. También sospechan que los 15 días que trascurrieron desde que su hepatólogo le prescribió el Sovaldi hasta que se lo dieron fueron determinantes para el fatal desenlace. Samanta Villar hablará por primera vez en televisión con familiares de esta paciente, que aún hoy constituye uno de los referentes de la Plataforma de Afectados por Hepatitis C.