Concluye el rodaje de la TV movie ‘Fassman’, dirigida por Joaquín Oristrell


Concluye el rodaje de la TV movie ‘Fassman’, dirigida por Joaquín Oristrell. Protagonizada por Juanjo Puigcorbé y Mercedes Sampietro, se ha grabado durante cuatro semanas en diferentes localizaciones de Barcelona.

Hoy concluye en Barcelona el rodaje de la TV movie ‘Fassman’, un acercamiento en clave de thriller a la figura de José Mir Rocafort, el reputado mentalista e hipnotizador de los años cincuenta, dirigido por Joaquín Oristrell y con guión de Anna Llauradó y Joaquín Oristrell.

Juanjo Puigcorbe, Mercedes Sampietro, Nausicaa Bonnin, Roger Casamajor y Carmen Balaguer encabezan el reparto de esta coproducción de TVE con Televisión de Cataluña y la productora Mallerich-Paco Poch y Alicorn Films.

En un encuentro con los medios celebrado este jueves, Joaquín Oristrell ha señalado que el rodaje “ha sido muy intenso, cargado de mucha energía” y ha explicado que le apetecía “hacer un thriller… indagar, investigar”. “Fassman era un hombre que creía en lo que hacía y eso al fin y al cabo es lo que cuenta”, ha comentado.

Por su parte, Juanjo Puigcorbé ha señalado que “la película sobre Fassman es un buen homenaje a la persona” y ha dicho que “interpretar a un personaje real como Fassman siempre es más comprometido”. “El rodaje ha sido un reencuentro con Joaquín Oristrell, que es como mi hermano. Espero repetir hasta el infinito porque me entiendo muy bien con él”, ha añadido.

La actriz Nausicaa Bonnín ha comentado que aceptó el proyecto porque quería volver a trabajar con Joaquín Oristrell y con este elenco. “El rodaje ha sido un máster de interpretación. Cuando trabajas con gente que sabe tanto y conoce tanto el medio, aprendes. No puedo dejar de aprender”, ha dicho y ha añadido “Juanjo ha construido un personaje muy bonito”. “Los espectadores van a ver un thriller de época muy espectacular, muy bonito. Espero que el público se divierta, se sorprenda y haga el mismo viaje que nosotros”, ha explicado Bonnín.

Fassman

José María Mir, más conocido como Fassman, fue un reputado mentalista e hipnotizador. Tras una larga trayectoria por los escenarios, volvió a Barcelona en los años setenta donde inauguró el Instituto Fassman para impartir clases de control mental.

A punto de comenzar el curso, empieza a recibir anónimos amenazantes que le acusan de ser un fraude, un verdadero farsante. El mentalista deberá descubrir a su acosador y resolver el enigma.