Comienza la lucha por destacar y convertirse en la elegida en ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’


Tras un viaje largo, y para algunas accidentado, ya están todos instalados en las casas de las madres de ‘¿Quién Quiere Casarse Con Mi Hijo?’. Una atalaya privilegiada desde donde las progenitoras tienen una visión cada vez mejor y más profunda de quienes luchan por el amor de sus pequeños. Comienza la verdadera lucha encarnizada por destacar, seducir y convertirse en la elegida. Recelos, pasiones, peleas… toda una estrategia de seducción para el episodio más fashion de la temporada, este miércoles, 4 de febrero, a las 22:30 h, en Cuatro.

Galicia será testigo de una nueva pasarela de moda que promete crear tendencia entre blogueras, it girls y mariscadoras de las Rias Baixas: sexys biquinis de temporada y altas botas de goma modelo Katiuska old style. Emejota será la fashion designer de este particular desfile que pondrá a prueba su resistencia al sol y el amor por el marisco. En casa, hara irrupción una nueva sorpresa de la vida de Markus. Las chicas, entre inquietas, nerviosas y desequilibradas, descubrirán que no se trata de un rival más. Es algo peor.

En Sevilla, Rosa mostrará su duro carácter ante un hecho difícil de soportar para una madre: los chicos no bajan la tapa del WC cuando salen del servicio. Un drama de proporciones épicas. Para relajar tensiones, les invitará a conocer su propio negocio, “El Casino de Gines”. Los candidatos lucirán sus mejores galas, ignorantes de que la etiqueta requerida es bastante más flexible de lo que imaginan. Entre tanto, Sandro disfrutará de su momento a solas con uno de sus pretendientes favoritos, aunque con poca química… y menos física.

María Rosa se llevará a las pretendientas de David a comprar al supermercado todo lo necesario para celebrar una buena barbacoa. Hay que relajar tensiones después de intentar sofocar una revuelta en su casa por culpa de una lavadora asesina. Para continuar la excelente relación entre las chicas y los electrodomésticos, David las animará a descubrir las bondades de una romántica velada… fregando platos. Pura pasión.

Estrella, por su parte, se marchará a tomar algo con las candidatas a enamorar a su hijo, las cuales le plantearán la preocupación que les ronda por la cita que Diego está teniendo con una de ellas. Lo que todos ignoran es que la cita revelará un secreto sexual de la joven que dejará totalmente embelesado al casamentero joven.

Y finalmente, en Marbella, saltarán chispas por todas las esquinas por culpa de una cita romántica de Rafa y del reto propuesto por su madre, María Luisa, que pondrá a las chicas a trabajar en el parking familiar. Celos, peleas y nervios se palparán en el ambiente, sobre todo porque Rafa continúa dibujando su perfil más misterioso con regalos envenenados, hecho que provoca que más de una chica sufra auténtico pavor ante cada detalle y obsequio del galán. El día terminará con una eliminación explosiva.