‘Comando actualidad’ muestra este miércoles las dificultades que puede traer consigo una herencia


Existen herederos a los que recibir el legado de un desconocido o un lejano pariente casi les supone la ruina. En los últimos años se ha duplicado el número de personas que renuncian a una herencia. ¿Por qué? ¿Cuáles son las fórmulas para que heredar no se convierta en una losa? ¿Cuáles son los negocios que están surgiendo en torno a las herencias? ‘A vueltas con la herencia’, con reportajes de Teresa Perales, Mila Payo y Raúl García, el miércoles, 23 de octubre a las 22.30 horas en ‘Comando actualidad’.

Purificación ha heredado unas fincas en Madrid de las que apenas recordaba su existencia. Pertenecieron a su tatarabuelo y han llegado a ella gracias a una empresa de “caza herencias”. Estas compañías rastrean propiedades “sin dueño” para ver a quién pertenecieron en su origen. Buscan en archivos eclesiásticos y cementerios hasta que establecen los parentescos y llegan al último eslabón de la familia: el heredero. Su comisión asciende al 40 %.

José se las prometía muy felices cuando le llegó una herencia de más de un millón de euros de una desconocida que había trabajado con su abuelo. Se trata de dos inmuebles y una cantidad en metálico, pero hasta el momento sólo ha visto facturas y recibos: ya ha pagado más de 350.000 euros en impuestos y no tendrá beneficios hasta que no logre vender unos locales cada vez más devaluados. Ramón vive de comerciar con ese tipo de inmuebles. Compra fincas a precios muy bajos a los herederos que necesitan liquidez inmediata.

Miguel es un abogado experto en sucesiones. Quien recibe una herencia, asegura, también recibe las deudas que lleve aparejada. Por eso es muy importante informarse de las posibles cargas del patrimonio antes de aceptarlo. Abogados y notarios detallan las fórmulas para que recibir una herencia no se convierta en una carga insoportable.

Quienes no pagan impuestos por recibir herencias son las ONG, para las que esta fórmula se ha convertido en la tercera fuente de ingresos. Fernando le ha dejado su patrimonio a UNICEF: tres locales, un coche y una cantidad en metálico.