“Callejeros” ofrece este viernes una radiografía de la actual situación de tensión en Melilla


“Hoy estamos viviendo una crisis de la valla como la de 2005”; “la valla es un negocio”; “la Guardia Civil está para cumplir la Ley y proteger nuestra frontera”; “el drama de la inmigración está causado por dos mafias que se llaman Gobierno de Marruecos y de España”… Éstas son algunas de las opiniones emitidas por diversos agentes sociales y recabadas por el equipo de “Callejeros”, que ha sido testigo en las últimas semanas de la actual situación que se vive en Melilla por la escalada en los últimos meses del fenómeno migratorio y que vertebrarán el nuevo reportaje que Cuatro emite mañana viernes a partir de las 00:00h.

La elaboración por parte del equipo de este nuevo trabajo titulado “Tensión en Melilla” ha coincidido con dos de los últimos y más graves incidentes que han tenido lugar en la triple valla que separa Europa del continente africano: el masivo asalto del pasado 25 de abril en la zona conocida como Villa Pilar, próxima al aeropuerto, y el salto de este lunes en el área de Río Nano, en el que alrededor de 70 subsaharianos consiguieron cruzar, resultando heridos siete de ellos.

“Callejeros” aborda la presión migratoria en Melilla

Los asaltos a la valla que separa la ciudad autónoma y Marruecos se han convertido en demasiado habituales, a pesar de los serios riesgos que conllevan este tipo de intentos. El equipo de “Callejeros” se ha desplazado hasta Río Nano, el punto en el que tuvo lugar el pasado lunes el último asalto, para narrar por qué este punto se ha convertido en uno de los elegidos mayoritariamente por los inmigrantes subsaharianos para tratar de alcanzar el continente europeo. “Callejeros” mostrará imágenes de la zona para explicar cómo desde allí es más fácil superar los seis metros de altura de cada una de las dos vallas y del entramado que hay entre ambas.

Además, ha recabado la opinión del ex presidente de la ciudad autónoma, Mustafá Aberchán, actual líder opositor de Coalición por Melilla, que se convirtió en protagonista tras el asalto del pasado día 25 de abril al dar cobijo en su domicilio a un grupo de inmigrantes que había conseguido saltar: “dije que no toleraría la violencia en mi casa y por eso abrí la puerta a los inmigrantes”.

Para abordar esta escalada de tensión en la zona, el programa ha hablado también otras partes implicadas en esta realidad tan compleja: ONG’s como la Asociación Pro Derechos de la Infancia en Melilla, que defiende a través de su portavoz que “el drama de la inmigración está causado por dos mafias que se llaman Gobierno de Marruecos y Gobierno de España”; la Comisión de Asuntos Islámicos, que apunta que “la valla es un negocio”; periodistas especializados que reconocen que “hoy estamos viviendo una crisis de la valla como la de 2005”; y miembros de la iglesia como el padre Esteban, que mantiene que “conocemos la realidad de la inmigración porque trabajamos todos los días con ellos”.

A pesar de que los enfrentamientos entre inmigrantes y guardias civiles son cada día más frecuentes tras los asaltos, Abdelmalik El Barkani, delegado del Gobierno, ha defendido la labor del cuerpo de seguridad español: “La Guardia Civil está para cumplir la Ley y proteger nuestra frontera”.