Boing estrena la tercera temporada de “Lazytown”


No hay lugar para la desidia en “Villa Pereza”. Sportacus, Stephanie y Robbie Rotten, los ciudadanos más conocidos de la pequeña localidad, vuelven cargados de energía en los nuevos capítulos de la tercera temporada de “Lazytown”, que Boing estrenará este sábado 18 de mayo (08:15h).

Basada en una idea original del atleta, escritor y actor islandés Magnus Scheving, “Lazytown” es una serie infantil de referencia en la promoción de valores positivos y de un estilo de vida sano, en los que el deporte y la alimentación protagonizan los argumentos principales. Rodada en HD y con una esmerada producción que combina animación e imagen real, “Lazytown” cuenta las aventuras del súper héroe Sportacus contra el villano Robbie Rotten en una serie de incansables peripecias en las que participa toda la ciudad. La serie se dirige a niños y niñas de entre 2 y 6 años y se emite en la actualidad en 100 países, llegando a 500 millones de hogares.

Quién es quién en “Villa Pereza”

En esta tercera temporada las cosas están patas arriba en “Lazytown”. Stephanie, la protagonista de la serie, una niña optimista con el pelo rosa, continúa viviendo en el pueblo, cada vez más fastidiado por la pifias del malvado Robbie Rotten. Por suerte para ella, Lazytown también está bajo el ojo vigilante de Sportacus, un atlético súper héroe que corre, salta, hace acrobacias y vuela a bordo de su aeronave. Con la ayuda de todos y de las “sportchuches”, las frutas y verduras que suponen su fuente de energía, Sportacus siempre consigue frustrar los planes más holgazanes de Robbie.

Stephanie es una niña dulce y optimista que vive con su tío, el alcalde de Lazytown. Aspira a ser bailarina y aprecia la flexibilidad de Sportacus, su amigo súper héroe. Positiva, curiosa, afable y capaz de aprender de sus errores, su lema es “¡Siempre hay una solución!”.

Sportacus es el insuperable súper héroe de “Lazytown”. Encarna la figura en la que todo niño desea convertirse: veloz como un rayo e increíblemente elástico, es capaz de las acrobacias más complicadas y, además, ¡resuelve todo tipo de problemas! El secreto de su energía está en su rutina diaria. Come alimentos sanos en cantidades adecuadas, hace ejercicio diariamente y duerme un montón de horas. Sportacus es, en resumen, un amigo ejemplar.

Todo héroe necesita un buen villano y Sportacus tiene uno espectacular en Robbie Rotten. Holgazán y adicto a las chuches, Robbie no vive tranquilo desde que  Sportacus y Stephanie andan por “Lazytown”. Por ello siempre anda tramando planes para fastidiarles. A su manera Robbie es un trabajador incansable. Para colmo, como no es muy listo, sus estrategias se vuelven contra él y suele caer en sus propias trampas, para regocijo del resto.

Stingy, Ziggy, Trixie y Pixel forman la pandilla de Stephanie. Stingy es un poco mandón y en el futuro aspira a tomar decisiones importantes. Antes de eso, “se conforma” con creerse el rey de los niños de “Lazytown”, con el permiso de los demás. Ziggy tiene un gran corazón y un apetito a juego con él. Se lo come todo, incluido lo más azucarado. Es el más pequeño de la pandilla, pero también el más entusiasta. De mayor, tiene claro lo que quiere ser: un súper héroe idéntico a su ídolo Sportacus. Trixie es sencillamente un espíritu libre. Poco convencional, decidida e impaciente, Trixie no tiene pelos en la lengua, lo que suele provocar problemas. Con líos o sin ellos, es la mejor amiga de Stephanie. Pixel domina la electrónica y es el amo de los videojuegos. Su habilidad para resolver conflictos utilizando la tecnología le convierte en un aliado contra Robbie Rotten. Pese a las apariencias, se considera un buen deportista y afirma haber ganado todos los torneos de fútbol del mundo. En su ordenador, claro.

Por último, Mayer Meanswell y Bessie Busybody forman una pareja peculiar. Mayer es tío de Stephanie y alcalde de Lazytown, un cargo que a veces parece superarle, aunque su amor por los niños del pueblo puede con todo. Está secretamente enamorado de Bessie Busybody, una dama con aspiraciones “reales”: le encantaría ser la reina de “Villa Pereza”, si eso existiera. Bessie necesita saberlo todo de todos y aunque no es consciente de la pasión que despierta en el alcalde, le gusta sentirse cortejada. Después de todo, se trata de la máxima autoridad de la ciudad.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!


Etiquetas:,