‘B&b’ tendrá una segunda temporada con menos personajes y más centrada en las tramas profesionales


La productora Globomedia se encuentra preparando la segunda temporada de ‘B&b’, la ficción de Telecinco protagonizada por Belén Rueda, Gonzalo de Castro, Macarena García, Paula Prendes, Cristina Alarcón, Luisa Martín, Dani Rovira y Fran Perea, entre otros, dará salida a varios personajes de la serie, según informa FórmulaTV.

‘B&b, de boca en boca’ se despedirá del matrimonio formado por César y Susana, así como a sus hijos Toño y Cesítar. La productora ha decidido no contar con la familia Bermejo en las nuevas entregas de la serie. Desaparecen de escena, por tanto, Carlos Iglesias, Neus Sanz, Emilio Palacios y Alejandro Rodríguez.

Mediaset España y Globomedia han decidido apostar más por las tramas profesionales y sociales, por los asuntos más pegados a la actualidad cuyo entorno natural se ciñe a la redacción de la revista. Por consiguiente, algunos escenarios e historias más vinculadas al entorno familiar de los personajes tendrán menos peso en esta nueva etapa de la serie.

“Profundizar en las historias periodísticas es incompatible con tantos universos”

“Desde cualquier punto de vista, ha sido una decisión difícil de tomar”, reconoce Begoña Álvarez, directora y productora ejecutiva de la serie. Sin embargo, al cierre de la temporada tenían muy clara la necesidad de revisar algunos aspectos de la ficción.

“La serie arrancó contando lo que sucede en una redacción y sus universos, y en esta nueva etapa queremos profundizar todavía más en las historias periodísticas”, pero para Álvarez tal y como la serie está planteada, con unas 40 secuencias y entre 4-6 tramas por capítulo, resulta “incompatible”. Según la directora de ‘B&b’, en la primera temporada ha habido “demasiados universos abiertos”.

La salida de la familia Bermejo Rivas

Globomedia se ve obligada a “desprenderse de una parte importante de la serie”. Aunque los guionistas todavían no han decidido el final o la salida que se les dará a sus personajes, está totalmente decidido que no seguirán en la nueva temporada Carlos Iglesias, Neus Sanz, Emilio Palacios y Alejandro Rodríguez. Tampoco aparecerá más Nene, el cómico y exfutbolista profesional que en los últimos capítulos de la primera temporada dio vida a Julián, el hermano pequeño de Susana. Según la productora, su incorporación fue puntual, por lo que su continuación en la segunda temporada parece que estaba descartada desde un principio.

Los guionistas se encuentran trabajando en la salida de la familia Bermejo Rivas. El equipo baraja varias opciones, aunque ninguna de ellas impedirá el regreso de alguno de los personajes más adelante. No será, por tanto, una salida trágica, dejando así las puertas abiertas para un posible regreso en el futuro. Según Álvarez, “creemos que han sido muy importantes dentro de Globomedia y dentro de esta serie”.

“No daremos un giro de 180 grados”

“No queremos quitar peso a los desarrollos emocionales”, matiza Begoña Álvarez, “sino tener tramas periodísticas más profundas”. Cuando una serie de este tipo cuenta con tantos universos abiertos “se debe apostar por algo, apostar en una línea”, y eso es precisamente lo que Globomedia se ha propuesto en esta nueva etapa.

“B&b” ha crecido hasta batir su récord con su última emisión

“B&b”, con 2.711.000 espectadores y un 15,3% de share en su último capítulo emitido el pasado miércoles, “B&b” (Globomedia) ha incrementado en 1,3 puntos el dato de su estreno y promedia una cuota del 14,2% y 2.680.000 seguidores. En target comercial crece  hasta alcanzar un 15,3%. En Telecinco.es y Mitele.es registra 1.390.000 descargas de capítulos.

Respecto a la nueva temporada de “B&b”, Toni Sevilla explica que “en la nueva temporada vamos a trabajar en dos frentes: en primer lugar, fortaleciendo las relaciones entre los personajes en su día a día, haciendo hincapié en la difícil tarea que supone sobrevivir en una época complicada sin renunciar por ello al sentido del humor. En segundo lugar potenciando lo profesional, ese ámbito en el que sus vidas quedan marcadas por decisiones éticas tomadas bajo presión y que afectan a grandes colectivos,  y también en cómo y de qué manera sus actos les obligan a ser conscientes de quiénes son y en qué quieren convertirse”.