Avance: Macarena, a punto de quitarle la vida a Zulema, el jueves en ‘Vis a Vis’


Macarena está desatada y la rabia le corroe por dentro. Desde que entró en ‘Cruz del sur’ Zulema no ha parado de hacerle la vida imposible, a ella y a su familia, y cree que es hora de tomar la justicia por su mano. La hija de Leopoldo ha decidido que la única opción de dejar de sufrir es terminar con la vida de la reclusa. El jueves, a las 22:30 horas, último capítulo de la primera temporada de ‘Vis a Vis’.

El jueves en el final de la primera temporada de ‘Vis a Vis’: ‘El principio de las tortugas’

El asesinato de Lucía ha sido un mazazo para la familia Ferreiro. Román está lleno de ira y solo piensa en venganza. Por su parte, el abogado de Zulema contacta con Leopoldo para negociar con ellos. Les dejará vivir en paz si les entrega el dinero. ¿Pero por qué en esta ocasión Zulema ha enviado a su abogado en lugar de a su novio?

Tras diez días en aislamiento, Zulema pide ver a la directora. Parece arrepentida y que ha dado la batalla por perdida. Miranda no termina de creerse los argumentos de la presa. Sabe que no es de fiar y que en cualquier momento puede jugársela. Arrepentida o no, lo cierto es que Zulema no pasa por su mejor momento en Cruz del Sur.

Saray no le perdona que la engañara para secuestrar a Macarena y que le provocara el aborto. Mientras, Maca está dispuesta a vengar la muerte de su sobrina. Tras el vis a vis con Román en el que le ha contado lo ocurrido. Ferreiro no duda en ir a por Zulema. Prepara una soga con jirones de sábanas y acude a los baños dispuesta a ahorcarla. Rizos intenta detenerla pero Maca está descontrolada y nadie la puede parar.

Macarena no sabe que matando a Zulema va a perder una gran oportunidad. Tras su aborto, la directora y Sandoval han gestionado la petición de análisis de ADN fetal y se ha demostrado que Simón era el padre del hijo de Maca. Ahora podrá demostrar que Simón mintió en el juicio y es probable que Macarena sea puesta en libertad.

Carolina está preocupada. Fabio no ha pasado por casa en toda la noche y llama a Palacios por si él sabe dónde está su marido. Fabio no tenía turno de noche, pero su coche continúa en el parking de la prisión. En el control de acceso no figura que haya salido de Cruz del Sur y el último que le vio fue Valbuena, unos minutos antes de que se produjera un breve apagón. Es como si se le hubiese tragado la tierra.