Así es ‘Vis a vis’, el nuevo drama carcelario de Antena 3 y Globomedia


Antena 3 y Globomedia han comenzado el rodaje de ‘Vis a vis’, un drama carcelario en torno a las vivencias en prisión de Macarena (Maggie Civantos), una joven frágil e inocente que nada más ingresar se ve inmersa en un thriller. Además del shock que le supone acabar de golpe con su placentera existencia, pronto descubrirá que demasiada gente en la cárcel está tras la pista de nueve millones de euros robados de un furgón.

Junto al thriller, la convivencia carcelaria es el eje principal de ‘Vis a vis’ al que se suman unas complicadas relaciones sentimentales. Realismo y humor negro salpican las tramas interpretadas por un grupo heterogéneo y singular de mujeres que se reinventan a sí mismas y que no renuncian al amor. La serie refleja el día a día a día de esas presas y de un grupo de funcionaros en el asfixiante marco de una penitenciaría, en la que la búsqueda de pistas sobre los nueve millones de euros desparecidos va dejando un reguero de cadáveres. La lucha por la supervivencia marca así la convivencia entre las reclusas, caracterizada por las alianzas, las traiciones y las venganzas.

Maggie Civantos es Macarena, recién ingresada en la cárcel “Cruz del Sur”. En la penitenciaría convivirá con un grupo de reclusas interpretadas por Najwa Nimri, Berta Vázquez, Alba Flores, María Isabel Díaz, Inma Cuevas, Laura Baena y Marta Aledo. Junto a las presas, Roberto Enríquez, Alberto Velasco y Harlys Becerra dan vida a los funcionarios de la prisión, con Cristina Plazas como directora.

Carlos Hipólito y María Salgueiro encarnan a los padres de Macarena, y Daniel Ortiz a su hermano. Ramiro Blas es el médico y Ana Labordeta, la gobernanta.

El detonante de ‘Vis a vis’ es la entrada de Macarena en la cárcel. Maggie Civantos da vida a esta joven cuya existencia absolutamente normal da un vuelco al ser condenada. Un corderito demasiado apetecible en un lugar terrible, que se coloca sin quererlo en el epicentro del thriller. La ficción se vertebra a través de los ojos de este personaje, que debe evolucionar y adaptarse al escabroso mundo carcelario donde lo importante es sobrevivir. Allí dentro deberá aprenderlo todo, incluso a enamorarse de otra mujer.

Acompañando a Macarena, el espectador entra en “Cruz del Sur”, un modelo experimental de institución penitenciaria privada. Allí se encontrará con otras reclusas: Zulema (Najwa Nimri), La Rizos (Berta Vázquez), Saray (Alba Flores), Sole (María Isabel Díaz), Anabel (Inma Cuevas), Antonia (Laura Baena) y Tere (Marta Aledo).

En este grupo se verán representados los variopintos personajes que pululan por una cárcel de mujeres: la villana de terrible pasado, la rebelde sin miedo a nada, la veterana acostumbrada al ambiente carcelario, la yonki, la reina de la droga con aires de grandeza, una proxeneta acusada de trata de blancas, una gitana perdidamente enamorada de otra compañera de condena.

Junto a las presas, convive el personal que trabaja en la cárcel: Roberto Enríquez, Alberto Velasco y Harlys Becerra dan vida a Fabio, Palacios y Valbuena, tres funcionarios de prisiones de muy diferente personalidad; Cristina Plazas es Miranda, la directora de “Cruz del sur” y Ramiro Blas es el médico de la institución al que llaman Sandoval, un pervertido que abusa siniestramente de las chicas.

Fuera de la cárcel se desarrolla el drama de los padres de Macarena. Leopoldo, interpretado por Carlos Hipólito, y Encarna, a la que da vida María Salgueiro, están dispuestos a todo, incluso a introducirse en el mundo de la delincuencia, para conseguir la libertad de su hija. Para ello contarán con la ayuda de Román, el hermano de Macarena, interpretado por Daniel Ortiz.