Antena 3 vuelve a emitir este jueves “La princesa de Éboli”


Antena 3 emite este jueves, en prime time, La princesa de Éboli, producción de Atresmedia Cine y NOTRO Televisión, que narra la fascinante vida de Ana de Mendoza, más conocida como la Princesa de Éboli, una mujer adelantada a su tiempo, independiente e inteligente que no dudó en enfrentarse al poder político y eclesiástico.

Esta película para televisión está protagonizada por Belén Rueda, Hugo Silva y Eduard Fernández y dirigida por Belén Macías, nominada a cuatro Premios Goya por “El patio de mi cárcel” y galardonada con el Premio de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión a la Mejor Realización por “La Señora”.

El reparto de la producción lo completan, entre otros, Roberto Enríquez, Michelle Jenner, Nathalie Poza, Alex Angulo, Pedro Casablanc, Petra Martínez, Nuría Mencía y Ferrán Rañé.

La miniserie se rodó con cámaras RedOne para su emisión en HD

Labor de documentación y vestuario de época

El equipo de producción de la miniserie realizó una gran labor de documentación para poder reflejar de la forma más realista posible (con pequeñas licencias artísticas) cómo eran el vestuario, el maquillaje y la peluquería del siglo XVI. Para el rodaje de LA PRINCESA DE ÉBOLI se trajeron expresamente pelucas y postizos desde Italia y se hicieron más de 100 cambios de vestuario.

Localizaciones

LA PRINCESA DE ÉBOLI se rodó en localizaciones como el Palacio Ducal de Pastrana, donde estuvo retenida y prisionera la princesa de Éboli; el Castillo de los Mendoza de Manzanares El Real, el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y La Granjilla de la Fresneda.

Una historia de amor y traición

Esta miniserie es una ficción sobre la historia de Ana de Mendoza (Belén Rueda), una mujer adelantada a su época y que fue centro de atención en la corte de Felipe II (Eduard Fernández). Tras dar a luz a 10 hijos y enviudar, vivió una apasionada historia de amor con Antonio Pérez (Hugo Silva), secretario del rey. Felipe II, loco de celos y sintiéndose engañado y traicionado por la Princesa de Éboli, terminó con ella de la forma más cruel.

El romance que mantuvo con Antonio Pérez rescató a Ana de la vida tranquila que llevaba, le permitió ser ella misma y manifestarse contra la moral de su tiempo, e incluso contra el monarca, sobre quien Ana tenía gran influencia que no dudó en utilizar para inmiscuirse en las decisiones de estado.

En tono intimista, a través de los sentimientos de esta mujer admirable, los espectadores asistirán a las intrigas de la corte, que incluso la implican en el asesinato de Juan de Escobedo (Roberto Enríquez), secretario de Juan de Austria y hermano bastardo del rey, y la conducen a la cárcel, para acabar su vida, sola, alejada de todos, desposeída de sus bienes y de la custodia de sus hijos y alejada de su amante.

No obstante, algunas de las situaciones y actitudes que se presentan se deben a una libre interpretación de los hechos. Sobre todo de aquellos que, aún hoy, permanecen oscuros en los libros de historia.