Alejandro Sanz, Estopa, Auryn y Dreamland, invitados en el segundo programa de “Deja Sitio Para el Postre”


Participar en una gran gala musical es el sueño de cualquier profesional. Pero ¿se cumplirán las expectativas? ¿Estarán los elegidos a la altura de evento? Ese es el punto de partida de la segunda entrega de “Deja sitio para el postre”, que Cuatro emitirá mañana, martes 21 de enero, a partir de las 22.30h.

En este programa, los alumnos tendrán un invitado muy especial. El locutor de radio Uri Sabat (“No te cortes”) ha llamado a Paco Torreblanca para hacerle un encargo: quiere una gran tarta que suba al escenario de la Gala de los Premios 40 principales. Durante dos días, los tres equipos tendrán que preparar un espectacular pastel de nata y chocolate que degustarán más de 100 personas… Pero las alacenas no estarán a su libre disposición y la nata será motivo de conflicto en la compra de esta semana. La inmunidad está en juego y ningún equipo está dispuesto a dejarla escapar.

Alejandro Sanz, Estopa, Auryn y los intérpretes de “Dreamland”, así como los actores Fernando Tejero (“La que se avecina”) y Martiño Rivas (“Romeo y Julieta”) serán algunas de las caras que disfrutarán de la tarta y compartirán sus impresiones con el equipo ganador, que además disfrutará del privilegio de vivir la magia y los secretos de un gran concierto desde el backstage.

En el segundo reto del programa, los alumnos que no consigan la inmunidad tendrán que enfrentarse a la prueba del sabor, en esta ocasión los postres monacales. La madre Sor Isabel, de las Hermanas Franciscanas Clarisas de Santa Isabel de Valladolid, y  el hermano José Antonio y el hermano Eduardo del Monasterio de Santa María de la Huerta, en Soria, constituirán el comité de expertos. Los alumnos deberán realizar los mejores postres monacales siguiendo las recetas tradicionales, pero dándole el toque actual que ellos consideren.

La prueba técnica estará como siempre marcada por una master class del maestro Paco Torreblanca, que en esta ocasión les enseñará cómo hacer decoraciones con azúcar isomalt, un tipo de edulcorante que permite hacer postres escultóricos. Un trabajo de precisión realizado con este tipo de azúcar salvará a uno de los dos alumnos candidatos a abandonar el obrador de “Deja sitio para el postre”.