Alejandra Andrade entra sin seguridad en una de las cárceles más duras de América Latina en “Encarcelados”


laSexta estrena este jueves en prime time la segunda entrega de Encarcelados: un trabajo periodístico que muestra la impactante realidad de las cárceles más conflictivas y peligrosas del mundo. La mujer y periodista Alejandra Andrade viaja a República Dominicana para introducirse en La Victoria, una de las prisiones de hombres más duras y con mayor hacinamiento de Centroamérica. Construida para 800 presos, malviven 8000, siete de ellos españoles.

Ante la falta de protección policial, un grupo de presos escolta al equipo de Encarcelados durante 8 horas para preservar su seguridad. Tras varias horas visitando la prisión, la periodista descubre que el recluso que la ha guiado por el centro carcelario es un histórico miembro de ETA. Alejandra Andrade también entrevista a un empresario de Mallorca que quiso pagar sus deudas transportando droga; conoce a un asesor fiscal que padece una grave enfermedad terminal; habla con un policía municipal de Barcelona y con un empresario gallego condenado por intento de homicidio. Además descubre que un preso, Padilla, se ha hecho el dueño de una parte de la Cárcel Pública de República Dominicana.

El reportaje muestra algunas de las zonas más conflictivas de la prisión como el peligroso túnel de la cárcel en el que los presos negocian con medicamentos, fruta, dvd’s e incluso hay un servicio de comida a domicilio “telecárcel”. Un foco de piratería y corrupción policial en el que los presos están expuestos a robos y extorsiones. El equipo de Encarcelados también presencia otro de los momentos más alarmantes del día: cuando miles de presos se agolpan desesperados para entrar en el comedor porque no hay suficiente comida para todos.

Encarcelados es una serie inédita que cuenta con los testimonios en exclusiva de 120 españoles encarcelados. Producida por Ver-T para la cadena, este trabajo de investigación se desarrolla a través de diez reportajes, de setenta minutos, que retratan la crueldad de los más duros e inhumanos centros carcelarios y revelan un fenómeno que parece imparable: la crisis ha disparado el número de españoles captados por las redes del narcotráfico.

Este proyecto de investigación periodística ha hecho que, por primera vez en España, una televisión –la Sexta– entre en hasta treinta cárceles de siete países de América Latina; lugar donde cumplen condena la mayor parte de los 2.500 españoles presos en el extranjero.