Alba Flores (Vis a Vis): “Saray y Zulema tienen una relación muy fraternal, una amistad casi de sangre”

Alba Flores, la actriz que interpreta a Saray en ‘Vis a Vis’, habla sobre su personaje, sobre sus reacciones con la llegada de Macarena (Maggie Civantos), su relación con Zulema (Najwa Nimri) y de su amor por Rizos (Berta Vázquez).

¿Qué nos puedes contar de Saray?

Es una presa que lleva bastante tiempo encarcelada y ha pasado por más de una prisión. Digamos que dentro de la cárcel prefiere demostrar fuerza y estar en un estatus alto que ser una de las débiles. La prisión se rige por la ley de la jungla y ella prefiere ser de las fuertes.

Eres la compañera de celda de Zulema (Najwa Nimri) ¿Qué puedes contar de ella?

Saray y Zulema tienen una relación muy fraternal, una amistad casi de sangre. Saray es muy leal a Zulema en todo y, viceversa.

El personaje de Najwa es para el mío como una maestra del crimen, tiene más edad y más poder fuera de la cárcel, eso es muy importante. A Saray le interesa aprender mucho de Zulema y seguir sus directrices para convertirse en su mano derecha o brazo ejecutor porque Zulema nunca se manchará las manos, pero Saray, sí.

¿Qué tenéis en común Saray y tú?

El sentimiento del honor, por eso es tan fiel a Zulema. También soy rebelde como ella, pero nada violenta.

¿Saray está enamorada de Rizos (Berta Vázquez)? 

Si le preguntas a mi personaje, Saray te diría que Rizos es su novia y punto (risas). Está enfadada con ella, están pasando por un mal momento, pero está segura que será su chica para siempre y hará cualquier cosa para conseguirlo aunque Rizos esté enamorada de Macarena. Por eso Saray no tardará en entrar en acción para que no la consiga.

¿Cómo es la relación de Saray con Macarena?

Como Macarena era la nueva, lo primero que hizo mi personaje fue medirla para ver hasta qué punto podía ser una amenaza. Luego tomar el control de lo que ella tenga y de lo que me quiera quitar.

¿En qué te has inspirado para interpretar a Saray en ‘Vis a vis’?

He visto muchos documentales sobre cárceles y, aunque parezca sorprendente, con animales. Es que Saray se mueve en un plano muy instintivo, y encerrar a alguien es como encerrar a un animal, y pienso en ella como un animalito encerrado.