Ajuste de cuentas a tiros, en “Policías en Acción”

Policías en acción, el  programa que desgrana de una forma totalmente aséptica el trabajo cotidiano de las Fuerzas de Seguridad del Estado, patrulla el próximo domingo en laSexta. En Alicante, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta inicia una operación policial, que tiene como objetivo la detención de miembros de dos familias rivales, por un enfrentamiento con uso de armas. Se trata de familias de etnia gitana que no han denunciado los hechos, pero que han sido investigados.

Se dirigen de noche hacia el domicilio de una de las familias. Se adentran en el portal esperando que se encuentren dormidos. Echan la puerta abajo y entran con rapidez gritando que se tumben en el suelo. Son seis individuos: los padres y cuatro hijos.

Un inspector se lleva aparte al patriarca de la familia, al que le pide que le entregue la pistola. Su mujer se decide a entregar el arma. Acude acompañada de los agentes hasta una habitación. De un cajón saca un bolso que comienza a abrir. Los agentes alarmados evitan que toque el arma. La pistola está cargada.

Tras la detención del patriarca de la familia, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de Alicante prosigue a detener a otros miembros de la misma familia. Varios agentes están en la calle completamente armados. Es de noche y se dirigen a la vivienda de las personas objetivas. Entran en el edificio, suben hasta el piso; y de un disparo abren la puerta de la entrada. Los agentes piden a los ocupantes que se tumben en el suelo. Registran la casa en busca de armas, y piden la colaboración a uno de los implicados. Tras varios rodeos, Indica el lugar en el que está escondida una llave, con la que abren una caja fuerte. Dentro hay una pistola cargada.

En Valencia, el Grupo Delta de Motos está de patrulla. En medio de la carretera un mendigo de edad madura les interrumpe exaltado. Dice haber recibido varios golpes por parte de un individuo sin motivo. Tiene heridas con sangre en la cara. Una testigo verifica lo acontecido. Una vez descrito el perfil del agresor marchan en su búsqueda. Lo localizan. Resulta ser un vecino del barrio que cuenta que, en verdad, ha sido el mendigo quien ha efectuado la agresión.

La policía madrileña es requerida para intervenir en una reyerta en la que han agredido a los dependientes chinos de una tienda de alimentación. Acude hasta el establecimiento, en el que encuentra a un hombre chino con graves heridas en la cara. Es amigo del regente del establecimiento. El propietario comenta que unos clientes comenzaron a burlarse de él y que, a posteriori, le arrojaron objetos sobre la cara.

Unos delincuentes se han adentrado en una clínica dental. Alertados por unos vecinos, la policía acude para evitar un posible robo. Llega y descubre que la puerta de entrada está atrancada, deduciendo que aún puedan encontrarse dentro. Los agentes se incorporan sujetando una linterna en una mano y una pistola en la otra. Dados unos pasos la alarma suena y escuchan romper unos cristales. Acceden con prisa a la sala de donde procede el sonido.