Aina, Manuel, Martina y Teresa son los finalistas de ‘MasterChef Junior 2’


Aina, Manuel, Martina y Teresa son los niños que mejor cocinan de España. Ellos se han convertido en finalistas de ‘MasterChef Junior 2’ gracias al talento, esfuerzo y pasión que han demostrado a lo largo del concurso.

“Si no te arriesgas a perder, nunca tendrás la oportunidad de ganar”, señaló Martina que puso toda la carne en el asador para poder llegar a la final. Guillermo y Mauro se quedaron fuera de la competición a un paso del último programa. Ambos estaban decepcionados por haber rozado su sueño, pero al final abandonaron las cocinas felices por las palabras del jurado y los regalos que recibieron.

“Enhorabuena. Si habéis llegado hasta aquí es porque habéis demostrado muchísimas cualidades. Os habéis enfrentado a los problemas y habéis aprendido de los errores”, les dijo Pepe Rodríguez.

Guillermo y Mauro se quedan a las puertas de la final

El malagueño se mostró confiado, con excesiva seguridad en sí mismo y en su elaboración. El jurado le sugirió que pensase las cosas antes de llevarlas a cabo, pero él hizo oídos sordos y cayó en varios errores.

Mauro, por su parte, vivió su peor día en MasterChef Junior. “Me he bloqueado, estaba perdido y descontrolado. No he trabajado tranquilo”, asumió el aspirante.

Con la final a la vuelta de la esquina, los aspirantes tenían los nervios a flor de piel, especialmente Mauro que reconoció que quedarse a las puertas de la final le daba mucha rabia. El madrileño se vio superado por la presión y estalló en varias ocasiones.

Mauro se viene abajo por la presión

Y es que hacer un buen arroz es más difícil de lo que parece. Además de Mauro, la prueba de exteriores supuso una pesadilla para otros aspirantes, como Manuel. El valenciano partía como favorito para triunfar en este reto ya que viene de una región donde las paellas y arroces son platos típicos.

Él tampoco hizo su mejor papel en el concurso. Eso sí, demostró ser un gran compañero con Martina, a la que ayudó en repetidas ocasiones durante el cocinado. Manuel consiguió quitarse la espinita en la última prueba, en la que sorprendió al jurado y Mateo con unos exquisitos espaguetis sin gluten con salsa vongole.

El arroz se les atraganta a los aspirantes

Otras de las aspirantes que más lágrimas derramó preparando el arroz fue Teresa. La benjamina creyó que no le daría tiempo a terminar el plato, se colapsó y rompió a llorar.

“Yo cuando me agobio grito un poco, lloro y al momento vuelvo a estar tranquila. Es una manía que tengo”, apuntó Teresa que presentó el segundo mejor plato. Y Aina quedó en lo más alto del podio con su arroz de carne y pollo.

Los momentos más divertidos de la semifinal

MasterChef Junior tenía preparado algunos de los momentos más divertidos de esta edición para aliviar la presión y hacer que los aspirantes disfrutasen de la semifinal.

Tomatina de buñol en plató

La noche comenzó con una particular tomatina en plató en la que volaron 2.500 kilos de tomates de Buñol. Los aspirantes, los jueces y Eva González se liaron a tomatazo limpio y acabaron teñidos de rojo… “No se libró ni el apuntador”

En realidad la ‘guerra’ la inició José Mota, invitado de la semana y “experto en tomates”, o así lo presentó Pepe. El actor encendió la mecha pero supo retirarse a tiempo y se libró de la tomatina.

Los aspirantes compiten contra los mejores pilotos de España

Y por si fuera poco, los niños pudieron liberar más adrenalina en una carrera de karts en el Carlos Sainz Center. Aunque ellos no lo sabían, sobre la pista compitieron con algunos de los mejores pilotos de España, como Carlos Sainz, Carlos Sainz Junior, Andy Soucek , Carmen Jordá, Emilio de Villota, Dany Torres y Fonsi Nieto.

Teresa lo tenía claro: ¡al volante precaución! Y tanto. La pequeña iba tan despacio que creó un tapón en la pista y ni sus compañeros ni los pilotos podían pasarla.

Los jueces y Eva se la juegan sobre las cuatro ruedas

Al final de la jornada, Eva, Jordi, Pepe y Samantha aprovecharon para demostrar quién es mejor sobre las cuatro ruedas. Cambiaron las chaquetillas por el mono y se lo tomaron la carrera como si de un Campeonato Mundial se tratase. Al final, ganaron los mejores…

Y la semana que viene, ¡la gran final!

Llega el momento más esperado de la temporada, ¡por fin conoceremos al ganador de la segunda edición de MasterChef Junior! Los aspirantes se enfrentarán a dos pruebas iniciales y los dos mejores de estas pruebas llegarán al duelo final en el que tendrán que elaborar un menú completo.

Un reto a la altura del talent infantil de cocina más prestigioso del mundo. Al final, sólo uno se alzará con la victoria, 12.000 euros de premio y el título de MasterChef Junior. Jordi les dio un consejo a los cuatro finalistas: “la cocina es un paso a paso que tenéis que entender. Es lógica, hay que conocer lo que va sucediendo”.