Adriana Ugarte: “‘El tiempo entre costuras’ es una serie hecha con todo el amor y va a enganchar” (Exclusiva)


Antena 3 estrena esta noche a las 22.30 h “El tiempo entre costuras”, la serie más esperada del momento y que ha estado más de dos año guardada en un cajón. Hablamos en exclusiva con su protagonista Adriana Ugarte y nos comenta por qué no tenemos que perdernos la serie.

La espera para estrenar “El tiempo entre costuras” ha sido muy larga. Desde que finalizó su rodaje en enero de 2012, la serie ha estado a la espera de un buen momento publicitario para estrenarla.  Una cuidada ambientación de época, 254 decorados y el trabajo de 2.500 figurantes componen la que será la serie del año para todos los espectadores desde esta noche.

“Es una historia llena de amor donde la voluntad y escuchar el instinto está por lo establecido. Es una serie en la que todos hemos trabajado como si fuese el último día de rodaje”, explica Adriana. La actriz lleva casi todo el peso de la serie, ya que prácticamente aparece en todas las escenas. 

     

“Va a ser muy difícil poder trabajar en otro proyecto en el que pueda estar tan involucrada y pueda seguir toda la línea argumental de forma tan cercana”, nos explica. La actriz protagonizó uno de los momentos más tiernos del FesTVal de Vitoria durante su presentación. Adriana no pudo contener las lágrimas al ver un trailer de la serie.

Adriana Ugarte es Sira Quiroga

Hija de madre soltera de origen trabajador, Sira Quiroga aprende desde muy pequeña el oficio de costurera; sin embargo, su destino se desviaría de lo previsto de la forma más inesperada. Su pasión por el hombre equivocado le hará emprender un viaje precipitado desde la España de los años 30 hacia Marruecos, que no tendrá vuelta hasta años después.

Ante la necesidad, la joven no tendrá más opción que salir adelante haciendo lo único que sabe: volviendo a la costura. Dueña de su propio negocio por fin en Tetuán, sus pasos irán avanzando por derroteros insospechados hasta acabar colaborando con el servicio de espionaje británico durante la Segunda Guerra Mundial.