Ada Colau y Juan Rosell protagonizan la última entrega de la temporada de ‘Viajando con Chester’


Una activista social que se acaba de convertir en alcaldesa de Barcelona y el representante de los empresarios españoles. Distintos modelos, distintos proyectos, distintas aspiraciones y distintas ideologías. ¿Son tan diferentes entre sí? ¿Son dos posturas irreconciliables? ¿Son “Cuentas de Adas”? Para obtener respuestas, Pepa Bueno sienta en su Chester a Ada Colau y a Juan Rosell en la última entrega de la temporada de “Viajando con Chester” que Cuatro emite este domingo 12 de julio, a partir de las 21:30h.

Ada Colau: “Mi pareja no tiene que dejar de hacer lo que ha hecho toda la vida”

El recorrido de Ada Colau en la política ha sido meteórico. Desde su portavocía de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) creando la plataforma ciudadana Guanyem Barcelona a ser cabeza de lista de la coalición electoral Barcelona en Comú (BC), fuerza política más votada en las pasadas elecciones municipales. De firme opositora a convertirse en gobernante. Recién estrenado su cargo, una de las primeras medidas que tomó fue contratar a su propia pareja como asesor del ayuntamiento pagado por el partido. “Mi pareja no tiene que dejar de hacer lo que ha hecho toda la vida”, explica Colau, “una cosa son las instituciones y el dinero público, y ahí todos los protocolos, la transparencia, la exigencia, igualdad de oportunidades y de trato para todo el mundo sin ningún trato de privilegio hacia nadie. Fuera de la institución, mi pareja no tiene que dejar de hacer lo que ha hecho toda la vida”.

Otro de sus frentes abiertos es el sector del turismo. Ada Colau considera que “el turismo es un activo muy importante de la ciudad y queremos que lo siga siendo, se han producido desequilibrios muy fuertes, hay algunos barrios que están con una presión insoportable para los vecinos”. Sobre la suspensión de licencias de alojamientos turísticos señala que “si las empresas del sector están de acuerdo con la decisión, ¿dónde está el problema?”.

Colau también tiende puentes con el Gobierno griego de Syriza: “Grecia, igual que otros pueblos de Europa, está sufriendo un chantaje inaceptable. Y desde ahí voy a decir que máxima solidaridad, no con Syriza, con el pueblo griego (…) Está haciendo lo que deberían hacer todos los gobiernos: cumplir con su programa. Aquí el Estado estaría bien que lo hiciera”.

No se considera nacionalista e independentista pero sí se ha llegado a plantear la independencia de Cataluña: “Estoy convencida de que la relación entre Cataluña y el Estado, la relación administrativa y de poder está agotada. Lo ha aumentado la prepotencia y la arrogancia del Partido Popular, que se niega a dar cosas tan básicas como es la voz, la palabra y el derecho a voto a un pueblo”.

Juan Rosell: “Para que este país salga del letargo económico tiene que convencer a los niños para que sean empresarios”

Defiende con uñas y dientes el sector de la patronal: Juan Rosell, presidente de la CEOE desde 2010, explica cómo ha vivido a nivel empresarial la crisis económica y los pasos que considera que debe dar el Estado para revertir la situación: “Hemos tenido que salir al mundo, hemos tenido que salir a exportar, hemos tenido problemas y hemos tenido que cerrar alguna empresa, otra la hemos tenido que vender. (…) Una de las claves de este país para que salga del letargo económico que tiene es intentar, desde la cuna, convencer a los niños y a las niñas que tienen que ser empresarios”.

¿Qué opina de los salarios que se están pagando y de los contratos indefinidos? Ante esta pregunta, Rosell argumenta que “estamos de acuerdo que los salarios deberían ser superiores (…) El que tiene un contrato indefinido, si lo comparas con uno que no tiene ningún derecho y es un contrato temporal que se lo están renovando cada semana, es un privilegiado”.

Sobre la precariedad laboral, Rosell considera que “es mejor que una persona trabaje tres horas a que no trabaje nada. Es mejor que alguien gane 500 euros a que no gane nada (…) Esta crisis ha dejado en la cuneta a mucha gente y no les podemos dejar ahí indefinidamente. Yo creo que una de las claves del crecimiento en este país ha sido la cohesión social y si no ayudamos a esa gente corremos peligro de romper esa cohesión social”.

En su charla con Pepa Bueno, Rosell asegura que no tiene nada en contra del sector público: “Lo hemos de mejorar, lo hemos de evaluar y hemos de ver qué sector público necesitamos y cuáles no (…) En sanidad y educación tengo mis dudas, ¿por qué tiene que ser un catedrático funcionario?”.