500 personas cocinan en Barcelona para hacerse con una plaza en ‘MasterChef 2’


Están a un paso de cumplir su sueño y es el momento de demostrar su pasión por la cocina. De los 9.000 inscritos en la página web de RTVE.es, 500 afortunados han demostrado, este domingo en Barcelona, que son los mejores aspirantes para formar parte de la segunda edición de ‘MasterChef’, el talent culinario producido por Shine Iberia y emitido por TVE.

El camino hacia el macrocasting no ha sido fácil, los inscritos primero tuvieron que pasar con nota los castings regionales, que comenzaron en enero y viajaron por diversas ciudades, como Bilbao, Barcelona, Sevilla, Valencia y Madrid. Ahora les ha llegado el momento de echar todo la carne en el asador.

A los pies de la estatua de Colón en Barcelona, medio millar de cocineros amateur han presentado su plato estrella en un espectacular reto de emplatado, en el que solo han tenido 20 minutos. El implacable jurado del programa, formado por Pepe Rodríguez Rey, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz, no han perdido detalle de la elaboración de los platos de los candidatos. Tartar de kobe, ravioli de cigala y bonito, cebolleta rellena de bacalao con esferificaciones de pimientos y tomate asado concentrado, ceviche de fresa con crujiente y guisantes con jamón en tres texturas han sido algunas de las creaciones.

La presentadora de MasterChef, Eva González, ha estado al frente de este reto para dar las indicaciones a los aspirantes. Una vez preparadas todas las propuestas, han sido catadas por 44 culinarios de la Escuela de Hostelería Hofmann, supervisados en todo momento por los jueces del talent. “Es complicado traer un plato elaborado en casa y emplatarlo al aire libre”, reconocía Samantha Vallejo-Nágera, quien se enfrentaba junto a sus compañeros de jurado a “un reto importante: seleccionar a las 50 personas entre las que saldrán los concursantes”.

Este año, “buscamos a gente que tenga la misma motivación, porque la cocina es un oficio de pasión y de tener muy claro que quieres ser cocinero. Porque al final no solo promocionamos la cocina, sino el saber comer”, ha manifestado Jordi Cruz. Samatha Vallejo-Nágera ha tenido en cuenta factores como “el sabor, la creatividad, las texturas…”, mientras que Pepe Rodríguez Rey ha destacado “las ganas de aprender de los participantes, porque el jurado de MasterChef no solo hace críticas, también enseña qué deben mejorar y qué camino han de seguir”.

Para evaluar el nivel de la nueva generación de aspirantes, los tres finalistas de MasterChef (Juan Manuel, Eva y Fabián) y Maribel han participado en la cata. “He valorado mucho la temática de los platos y que se mantenga el sabor. Me he fijado mucho en la pasión que muestran los aspirantes por la cocina y las ansias que tienen por conseguir una plaza en MasterChef2”, ha desvelado Juan Manuel, el ganador de la primera edición.

En esta ocasión, los aspirantes sabían a lo que se enfrentaban y han llegado preparados para la ocasión. “Hay muchísimo nivel y la gente viene muy preparada. Me imaginaba que muchos platos tendrían espumas y esferificaciones, pero la gente se ha basado más en los sabores de toda la vida, que es lo que más llega al público”, ha recordado Eva.

“Mi paso por el programa fue muy gratificante porque MasterChef no solo me ha ayudado a aprender a cocinar profesionalmente, sino también como una experiencia de vida. Además, el programa te abre muchísimas puertas. Una de ellas ha sido publicar mi propio libro de recetas y presentar el programa ‘Una micona mès’ en IB3”, ha explicado Fabián.

De esta dura prueba, solo 50 aspirantes han recibido la cuchara de madera que les acredita como participantes de la fase final del casting, de la que saldrán los 15 concursantes que formarán parte de MasterChef2. Para ellos afortunados, Maribel les ha mandado un consejo: “Que sean ellos mismos, que no se fijen en nadie y que disfruten de la experiencia”.