30º Aniversario de la muerte de Alfred Hitchcock, el mago del suspense


Este jueves 29 de abril se han cumplido 30 años de la muerte de Alfred Hitchcock, el mago del suspense. Hitchcock es uno de los genios de la cultura del S. XX. Dirigió algunas de las mejores películas de la historia del cine y nos regaló muchas obras maestras del cine entre las que se encuentran Rebeca, Psicosis, La ventana indiscreta, Vértigo y Los Pájaros. Éstas dos últimas cobran un especial interés puesto que en su momento fueron duramente criticadas y poco acogidas por el público dada a la enorme complejidad de las obras y el tenebrismo que encerraban. Sin embargo, hace un par de años o tres fue la AFI (American Film Institute) quien las puso en su lugar catalogándolas de obras maestras y transgresoras para su momento. Han sido muchos expertos los que las han estudiado en profundidad, incluso muchos historiadores del arte han visto una clara influencia del surrealismo de Dalí en algunos fotogramas de Vértigo, en especial, en su cromatismo, donde también se ha visto la influencia de las tragedias de García Lorca o de algunos filósofos pesimistas cuyas ideas emergían en la película Los Pájaros, una de las películas más personales y tenebristas del maestro, y también una de las incomprendidas por el público, sobre todo, el público moderno porque la ve desde el prisma del modernismo y no es capaz de ver lo revolucionaria que fue la película en su momento, considerada todo un prodigio en el género fantástico mezclado con el suspense y terror.

Hitchcock comenzó su andadura en la década de los años 20’s en Inglaterra filmando películas de cine mudo y blanco y negro, mezcla que hoy en día a algunos le darían una alergia terrible. Después siendo una gran cineasta del país anglosajón marchó a la conquista americana triunfando con Rebecca, la adaptación personal de Hitchcock de la famosa novela de Daphne Du Maurier que fue un éxito de crítica y público. Sería Rebecca la única película que le reportaría el oscar a mejor película que lo recogería el productor O. Selznick puesto que Hitchcock pese a haber estado nominado en retiradas ocasiones a la preciada estatuilla, nunca ganó un oscar a mejor director, sólo en 1980 recibió un oscar honorífico a toda su carrera y a la inmensa aportación al cine y la cultura, como premio de consolación. No sólo pasó esto con Hitchcock, también con otros grandes genios como Charles Chaplin al que se le prohibió el visado de EEUU tras filmar la genial sátira política “El Gran Dictador” pero no han sido los únicos incomprendidos de Hollywood, el oscar nunca llueve a gusto de todos, ni mucho menos a quien más lo merezca.

Como director, Hitchcock nos dejó su particular visión del mundo con su estilo personal que ha influido en muchas disciplinas. Causó furor con su puesta de escena y su manejo de la cámara. No tenía grandes guiones como algunos compañeros de profesión como Billy Wilder pero no le hacía falta. Su genialidad era el manejo de la cámara y, sobre todo, el excelente empleo de la psicología en el cine y la influencia del psicoanálisis de Freud que estaba cosechando muchísimo éxito tanto en teatro como en cine como ocurrió en el personaje de Norman Bates en Psicosis y de Marnie en Marnie la ladrona.

Otros de los puntos fuertes de la filmografía de Hitchcock fue el erotismo de sus películas como las famosas escenas de Psicosis o de Los Pájaros. Conocida es su obsesión por las rubias, frías por fuera, ardientes por dentro. Supo mejor que nadie burlar la censura con juegos de planos con temas tan delicados y escandalosos para la época como el erotismo o la violencia. Un simple beso estaba censurando si se excedía de unos segundos pero Hitchcock sabía mejor que nadie cómo aumentar esos segundos con estrategias de una inteligencia inaudita y sólo con el empleo de unos planos y la cámara. Mennción aparte merece su magnífica serie de Tv «Alfred Hitchcock presenta» que fue un gran éxito en la década de los 60. La serie tiene episodios que son auténticas obras de arte.

Os invito a que veáis algunas de sus obras maestras con las que aprenderéis no sólo de cine sino de la cultura de Ámerica y de Europa porque es increíble cómo puede influir la historia en el cine y Hitchcock con su personalidad es uno de los máximos representantes y genios de la cultura occidental.